Mercados

Se opaca el precio de la onza de oro en Nueva York

1,000 dólares.
Expectativa de precio que tiene el mercado global para el cierre de 2014 en la onza de oro; el metal ha decaído en el ánimo de los inversionistas.
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Montero
03 noviembre 2014 5:5
[El contrato del oro para entrega el próximo mes descendió 0.5 por ciento a mil 245.40 dólares la onza./Bloomberg]

[El contrato del oro para entrega el próximo mes descendió 0.5 por ciento a mil 245.40 dólares la onza./Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.- El interés de los participantes sobre activos de refugio, días antes, durante y después de la conclusión de los estímulos financieros en Estados Unidos, decayó con fuerza, lo que se pudo observar en las cotizaciones de la onza de oro en el mercado de Nueva York.

En la sesión del viernes el precio bajó con fuerza, a razón de 2.33 por ciento, ante la fortaleza del dólar que se incrementó frente a una canasta de seis divisas; la moneda estadounidense subió 0.76 por ciento.

Además, se presentaron datos económicos en Estados aUnidos mejor a los esperado, como el PIB, que superó las expectativas, lo que ha hecho que las cotizaciones de la onza de oro se mantengan con un sesgo a la baja.

El impacto del PIB sobre los activos de refugio se debe principalmente a que Estados Unidos aporta 22 por ciento del crecimiento mundial; el valor de la economía sería de 77.4 billones de dólares en el presente año.

Ante el final del QE3 por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos y las sólidas cifras económicas, la expectativa es que se mantendrán las tasas cercanas al cero absoluto, pero la confianza deberá ir en aumento.

No sólo por el lado financiero se observa una presión bajista sobre la onza de oro; también existe el factor del combustible, ya que el oro no se encuentra en estado puro en la naturaleza, se debe de extraer y procesar, lo que equivale a un alto gasto de energía para su obtención.

Precisamente, los costos de energía reportan una fuerte caída, factor que beneficia a los productores de oro en un contexto en el que algunas consultoras prevén que la onza podría cerrar el año en mil dólares.

También se debe destacar que se aproximan cambios en la política monetaria de la zona euro, la que va creciendo a un menor ritmo respecto al mundo.

Así, una de las regiones económicas más importantes del planeta muestra signos de debilidad y puede caer en un abismo, ya que todavía no se ha librado de la crisis de deuda.

El Banco Central Europeo comenzó a tomar cartas en el asunto, empezando por las pruebas de estrés a las que sometió a los principales bancos que tienen actividad en dicha demarcación.

Todo esto podría ser el inicio de una nueva escalada del metal dorado.