Mercados

Se extendió el impulso del PIB sobre los petroprecios

El factor Pib de Estados Unidos siguió pesando en los precios del petróleo que continuaron con el salto por segundo día consecutivo. Las cotizaciones alcanzaron en estos 2 últimos días casi 20%.
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Montero
31 agosto 2015 5:10
petróleo

(Bloomberg)

Las cotizaciones internacionales del petróleo continuaron en la última sesión con el impulso que les dio la primera revisión del PIB de Estados Unidos el jueves y en la última jornada se apuntalaron gracias a las posturas de los miembros de la Fed que dejaban ver una mínima posibilidad de un cambio en la política monetaria de ese país, ello animó a los mercados financieros.

Además algunas condiciones económicas que se entienden podrían incrementar el requerimiento de energéticos del mayor consumidor de petróleo en el mundo.

El precio de la mezcla de crudo de Pemex no fue ajena al alza de los referenciales internacionales, y recuperó el soporte de 40 dólares después de 11 sesiones por debajo de dicho nivel, una buena noticia para el presupuesto de este año que todavía se encuentra muy por debajo de los 79 dólares en promedio estimados en la Ley de Ingresos, por ahora el promedio del mercado es de 48.46 dólares, 30.54 dólares de diferencia.

El saldo semanal de la mezcla mexicana fue de 11.62 por ciento, un avance de 4.21 dólares. En las dos jornadas finales acumuló un espectacular 18.87 por ciento, suficiente para recuperar el piso de 40 dólares

Obviamente la caída del precio de la mezcla mexicana fue aliviado por la fuerte depreciación del peso que llegó arriba de los 17.16 unidades por dólar, aunque ya existe recuperación en la divisa nacional, al mismo tiempo que el petróleo bajó, existe un punto de equilibrio cambiario.

La semana pasada las cotizaciones no tenían un incentivo -no que catapultara los precios, sino que los estabilizara al menos-, presentaban una caída libre donde hasta el miércoles perdían en términos semanal, por ejemplo, 6.10 por ciento la mezcla de crudo mexicana, el WTI 4.57 por ciento y el Brent una pérdida de 5.10 por ciento.

Pero la lectura de que la economía más grande del planeta va en franca mejoría y con altas expectativas, y también en lo laboral, es decir, hay menos personas sin empleo y al mismo tiempo aumenta el gasto, lo que es una clara señal de que se necesitará más energéticos para satisfacer los diferentes sectores industriales, tanto de bienes hechos con derivados del petróleo, como combustibles para mover maquinaria y transporte. Hecho que hasta el momento ha empujado los precios de forma significativa.

El referente de Nueva York, el Western Texas Intermediate (WTI) subió en las últimas dos sesiones 17.15 por ciento,a 45.22 dólares el tonel; la semana logró finiquitarla con importante avance de 11.79 por ciento, o 4.77 dólares.