Mercados

Rusia golpea precios del petróleo; Brent se desgaja

Cualquier incentivo que pueda dar señales de mayor consumo de petróleo en el planeta, como también hechos o declaraciones que muestren lo contrario, son los factores que mueven a los precios de los crudos y se han intensificado en estos momentos.
Álvaro Montero
[En agosto, el Brent avanzó 5.9 por ciento y el crudo en Estados Unidos ganó 2.5 por ciento. / Bloomberg]  

[En agosto, el Brent avanzó 5.9 por ciento y el crudo en Estados Unidos ganó 2.5 por ciento. / Bloomberg]

La semana pasada una noticia movió positivamente a los mercados petroleros, el que la OPEP propusiera llevar a cabo pláticas con países miembros y no miembros del organismo para llegar a acuerdos que permitieran estabilizar e impulsar los petroprecios.

Ayer, esta propuesta ha recibido su primer revés. Rusia anunció que no cooperará con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), hecho que inmediatamente se reflejó en las cotizaciones de Europa, Asia y Nueva York.

En las transacciones del WTI, que operó sólo electrónicamente por el feriado del Día del Trabajo en Estados Unidos, cayó 3.91 por ciento extraoficial a 44.25 dólares, y el Brent cotizó normalmente y perdió 3.99 por ciento, a 47.63 dólares por barril.

Rusia es el más grande productor de petróleo en el mundo, con cerca de 10.77 millones de barriles diarios -según el Grupo de Inteligencia de Energía, con cifras disponibles a mayo- lo que le da mayor peso a sus movimientos o declaraciones, al igual que las de Arabia Saudita o Estados Unidos, que son los que le siguen la lista de producción global.

Los precios del petróleo se han sensibilizado y los movimientos son más notables por los precios bajos que ya no tienen nada que ver con las cotizaciones de alrededor de 100 dólares por barril que en el primer semestre de 2014 todavía se registraron.

Ahora, la guerra por no perder cuota de mercado cierra la oportunidad de establecer acuerdos que pudieran revalorizar el precio de los crudos, y Rusia es el primero en hacer pública su postura.