Mercados

Rumores pesan más que inventarios récord en EU

El mercado desechó la cifra récord y desfavorable de inventarios de crudo en Estados Unidos y compró el rumor de cooperación entre Rusia y la OPEP.
Álvaro Montero
  [Se cuestionó a los Ministros de Petróleo de Angola e Irak, si la OPEP necesita cambiar su política petrolera. / Bloomberg] 

[Se cuestionó a los Ministros de Petróleo de Angola e Irak, si la OPEP necesita cambiar su política petrolera. / Bloomberg]

Los inventarios de crudo en Estados Unidos registraron ayer un máximo histórico, pero el mercado lo ignoró y compró el rumor de un acuerdo entre Rusia -el mayor productor de petróleo en el planeta- y la OPEP, quienes establecerían un recorte en la producción para estabilizar los precios del energético.

En la jornada, el Brent subió 4.09 por ciento, a 33.10 dólares, en tanto, el WTI se apuntó 2.70 por ciento a 32.30 dólares por barril. Para ambos, es su mejor nivel en dos semanas y media.

Desde el martes se conoció el rumor de que Rusia y Arabia Saudita podrían efectuar un recorte en su producción para aliviar las presiones bajistas, esto luego de una conferencia del ministro de Petróleo de Irak, Adel Abdul Mahdi, quien señaló dicha disposición de esos países

Ayer el rumor se hizo mayor y se especuló que el Gobierno de Rusia estaría reunido con sus principales compañías petroleras para pactar un encuentro el próximo mes con la OPEP y así formar una alianza que sea beneficiosa para los productores del energético.

“En mi opinión, si se toma la decisión política (de recortar suministros para sostener los precios), Rusia debería trabajar junto a la OPEP para reducir el suministro al mercado (...) Es mejor vender un barril de crudo a 50 dólares que dos a 30”, dijo a la agencia de noticias TASS Leonid Fedun, el vicepresidente de Lukoil, la segunda más grande productora de petróleo de Rusia.

En contraparte, en Estados Unidos, el Departamento de Energía divulgó que las existencias de crudo marcaron un récord histórico de casi 495 millones de barriles de crudo, un alza de 8.38 millones durante la semana concluida el 22 de enero, casi el doble de lo estimado por las encuestas.

Además se agregaron cifras que no favorecían un repunte: la producción continúa por encima de los 9.2 millones de barriles diarios, los depósitos de gasolina ligaron 11 semanas en ascenso y llegaron a un máximo de 26 años con 248 millones 461 mil barriles, mientras que las refinadoras bajaron su ritmo 3.20 por ciento por cuarta semana consecutiva.

Los precios, a los aumentos de inventarios y una baja operativa en las destilerías, han respondido de forma negativa en las últimas semanas, pero ayer, las cotizaciones reaccionaron en sentido opuesto.
De acuerdo con información de Reuters, no existe la posibilidad de un acuerdo.

“El Gobierno de Rusia no está discutiendo una posible cooperación con la OPEP”, dijo un alto funcionario ruso a la agencia de noticias. “No se están discutiendo medidas o un posible recorte de la producción. Ni el Fedun ni Lukoil le ofrecieron nada a nadie”.

EN MÉXICO…

El crudo de Pemex no fue ajena a la especulación, pues registró un avance de 3.68 por ciento u 83 centavos, para concluir en 23.38 dólares el tonel.

La mezcla ha logrado disminuir a la mitad las pérdidas del mes, de 30.95 a 14.58 por ciento.