Mercados

Rincón del experto:
Nuevo mapa petrolero global y regalo navideño

Los expertos concuerdan, la decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), anunciada la semana pasada, de no cambiar los niveles de producción, señala el surgimiento de un nuevo mapa petrolero mundial.
Álvaro Montero
Isaac Cohen
05 diciembre 2014 5:10
Mapa buenos pagadores

Mapa buenos pagadores

CIUDAD DE MÉXICO.- Según el historiador del sector de la energía Daniel Yergin, “los exportadores de crudo ahora reconocen que este es un nuevo mercado.”

Las consecuencias de la decisión se sintieron inmediatamente en los mercados globales no solo petroleros.

Cayeron las acciones de las empresas energéticas y se zambulleron las monedas de algunos de los principales exportadores de petróleo.

Asimismo, el precio promedio del barril de petróleo en el mundo disminuyó a 65 dólares, se trata de la cotización más baja en los últimos cinco años.

Dos factores principales explican este cambio.

Primero, la desaceleración económica mundial, especialmente en países y regiones como Europa, Japón y China, misma que ha empujado hacia abajo la demanda de productos energéticos, en una tendencia que no se esperaba hace 12 meses.

Segundo factor y más decisivo, el hecho de que como resultado de la utilización de nuevas tecnologías, la producción de gas y petróleo ha aumentado en Estados Unidos.

El repunte de la producción estadounidense es ya de tal magnitud que el país está cerca de convertirse en el principal productor independiente mundial.

La Administración de Información Energética de Estados Unidos dijo que este año la producción de crudo llegará a 9 millones de barriles diarios; dicha cifra es prácticamente la misma ,que Arabia Saudita y se acerca a los 10.6 millones de barriles diarios producidos por Rusia.

Todo acontecimiento económico produce necesariamente ganadores y perdedores, es una regla.

En este caso, los principales perdedores son aquellos productores, como Irán y Venezuela, que esperaban que los precios permanecieran arriba de los 100 dólares por barril para apoyar sus elevados niveles de gasto público, base de la actividad gubernamental.

En contraste, los principales ganadores son los consumidores, al menos en países como Estados Unidos, quienes pueden gozar el regalo navideño de gasolina, mismo que ya se coloca en menos de 3 dólares por galón.