Mercados

¿Qué se espera del pacto petrolero?

Las cifras favorecen al acuerdo, si todos los miembros e independientes cumplen con los términos de la junta en Viena, se podría alcanzar un déficit entre oferta y demanda en 2017.
Álvaro Montero
petróleo

(Bloomberg)

Los miembros de la OPEP acordaron ayer recortar su producción conjunta diaria de petróleo en 1.2 millones de barriles, con el objetivo de eliminar la sobreoferta global e impulsar a los precios del petróleo.
Con ello, el bombeo del organismo se ubicaría en un máximo de 32.5 millones de barriles diarios (mbd), un techo que entraría en vigor a partir del primero de enero de 2017, según el documento emitido tras la reunión realizada en Viena.

Mohammed Bin Saleh Al-Sada, líder de la organización que agrupa a 14 países productores, señaló que el momento es histórico y que este hecho equilibrará al mercado energético. "Éste es un gran paso adelante. Mis colegas y yo consideramos un momento histórico el haber llegado a este acuerdo, que definitivamente le dará un balance a los mercados y logrará reducir una sobreproducción", indicó.

Arabia Saudita tendrá la mayor participación, al bajar su producción en 486 mil barriles, según el documento que la OPEP publicó su sitio web. Argelia bajaría 50 mil barriles, Angola 78 mil, Ecuador 26 mil, Gabón 9 mil, Irak 210 mil, Kuwait 131 mil, Emiratos Árabes Unidos en 139 mil, Qatar con 30 mil y Venezuela lo haría con 95 mil. Quedarían exentos, Libia y Nigeria, e Irán la aumentaría en cerca de 300 mil barriles diarios hasta alcanzar los 3 millones 979 mil barriles por día.

El recorte, de acuerdo a las cifras del documento oficial publicado momentos después de la reunión, sería del orden de 1.076 mbd, cifra menor a lo anunciado de 1.2 mbd.

Según datos de la Agencia Internacional de Energía (AIE), este recorte haría descender la producción global a 94.70 mbd, desde los 95.77 millones actuales, lo que cerraría la brecha contra una demanda calculada en 94.40 mbd.

Si los países no miembros del organismo también recortan los 600 mil barriles que se le han solicitado, entonces habría una sobredemanda que haría disminuir los inventarios, dando un mayor impulso a los precios, señaló Bil Saleh Al-Sada en su discurso de bienvenida.

De concretarse el convenio en el mercado real entre ambas partes, se podría generar un déficit entre la oferta y la demanda mundial de poco más de 300 mil barriles por día.

A la menor producción, también podría sumarse en 2017 un aumento en el consumo global de 1.15 mbd, según estimaciones de la OPEP, lo que haría subir todavía más las cotizaciones de los energéticos.