Mercados

QE en Europa genera expectativas de alzas en commodities agrícolas

12 por ciento, es la caída de la cotización del trigo en lo que va del año; la tendencia en los commodities agrícolas es generalizada, pero podría revertirse ante la inyección de liquidez que podría incitar la demanda.
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Montero
27 enero 2015 5:5
Agrícolas, granos y cereales (Bloomberg)

Agrícolas, granos y cereales (Bloomberg)

Luego de 14 jornadas en el año, los precios en los mercados de commodities agrícolas van en franco descenso.

En el caso del trigo, ya perdió casi 12 por ciento de su cotización; en la misma línea, la soya, arroz y maíz caen 7.0, 5.3 y 3.3 por ciento, respectivamente.

La caída en la demanda aunado a que la cosecha pasada (2013-2014) superó las expectativas y marcó máximos de hasta 5 años, presionaron las cotizaciones a la baja en el último trimestre de 2014.

Lo anterior, a pesar de que productores agrícolas prevén reducir la oferta para el ciclo vigente (2014-2015), lo que por momentos empujó los precios al alza en diciembre, pero las bajas compras obligaron al declive posterior en las cotizaciones.

Ahora, con el plan de inyección de liquidez en la región euro, se espera que el consumo aumente y los precios de los productos agrícolas reciban estímulos.

Sin embargo, dichos beneficios no serán para el corto plazo, sino más bien en un horizonte de tiempo más amplio.

Los efectos se reflejarán cuando los resultados de la estrategia monetaria comiencen a sentirse en los bolsillos de la población.

El mercado de materias primas agrícolas es un tanto más complicado respecto a otros commodities, como es el de los metales.

Los segundos forman parte de la demanda de productos financieros, que se activa esencialmente en la volatilidad.

En este contexto, los precios del café van en declive, a pesar de los problemas en la producción por el mal clima, la roya y el aumento en la demanda asiática.

Por ahora pierden 2.85 por ciento, a 1.6185 dólares la libra; por su parte, el cacao retrocede 5.95 por ciento.