Mercados

Petroprecios, en su nivel más bajo de 5 años; mezcla en 58.98 dpb.

La guerra no declarada en la producción de petróleo y una afectación a los precios internacionales, está pegando a la economía mexicana, sin embargo, esté fenómeno beneficia a un gran número de industrias dependientes de combustible.
Álvaro Montero
Hidrocarburos a la baja, la mezcla en su menor nivel de 2 años y medio (Bloomberg)

Hidrocarburos a la baja, la mezcla en su menor nivel de 2 años y medio (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Nuevamente los precios de los energéticos tuvieron un desliz a pesar de buenas cifras económicas, con el WTI al frente de las caídas con 1.45 por ciento, a 65.84 dólares, con lo que rompe un mínimo de 62 meses, que era de 65.89 unidades.

La mezcla mexicana de exportación cayó a un mínimo de 5 años, cerró en 58.98 dólares, 0.75 por ciento menos, mientras el Brent finalizó por segundo día por debajo de los 70 dólares, en 69.07 dólares, declive de 0.7 por ciento.

Hay tres factores que obligan a la caída de precios: uno, la demanda moderada; dos, la sobreoferta que se agudizó con los yacimientos de petróleo de esquisto en Estados Unidos, y tres, la fortaleza del dólar, que ha castigado a los commodities, no sólo al petróleo.

A pesar de la dura caída de las cotizaciones internacionales de más de 40 por ciento en sólo cinco meses, el producir crudo sigue siendo un gran negocio, y así lo dejó entrever Arabia Saudita, que fue uno de los promotores de no reducir las cuotas de producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en la reunión del 27 de noviembre en Viena, contrario a lo que pedían otras naciones como Rusia o Venezuela, que son los países más afectados por este hecho.

Para Arabia Saudita, el costo de producir un barril de crudo, con todo lo que implica obtenerlo, es de 16 dólares; otro ejemplo, el caso de México, que en 2013, según números de Petróleos Mexicanos, era de 15.62 dólares con los costos de exploración y desarrollo.

Es decir, que el precio obviamente está sobrevaluado en este momento con casi 280 por ciento; sin embargo, el hecho es que algunos países como el nuestro han depositado su crecimiento y desarrollo en los altos precios de los crudos, que en este año llegaron a venderse en más del 500 por ciento; esto fue cuando llegaron arriba de los 100 dólares, tomando como base el costo de producción.

El parte aguas en los precios de los crudos fue la gran crisis de 2008, antes de ella las cotizaciones apenas sobrepasaron el nivel de los 60 dólares por barril, pero durante está depresión alcanzaron máximos históricos, para el WTI fue tocar los 145.18 dólares, mientras que para el Brent fueron los 146.08 dólares, y para la mezcla mexicana de exportación 132.71 dólares, todos en Julio de 2008.