Mercados

Petróleo mexicano toca mínimo de dos semanas

La mezcla mexicana mantuvo vigente su tendencia de baja por quinta sesión consecutiva y llegó a los 52.51 dpb, su nivel más bajo desde el 2 de noviembre.
Redacción .
pemex

(Especial)

El petróleo mexicano mantuvo vigente su tendencia de baja ante la incertidumbre en torno a la próxima reunión de la OPEP y las crecientes dudas de una posible extensión del recorte de producción, que está vigente hasta marzo de 2018.

La petrolera Pemex fijó el precio de la mezcla mexicana de exportación en 52.51 dólares el barril, lo que significó una reducción de 0.21 por ciento, equivalente a 11 centavos, frente a su nivel previo. Este es su nivel más bajo desde el 2 de noviembre.

El energético mexicano nuevamente acompañó en su tendencia bajista de los principales referenciales internacionales, luego que el referencial internacional, Brent, reportara una mínima reducción de 0.08 por ciento, para quedar en 61.36 dólares el barril. Este energético también llegó a su nivel más bajo de las últimas dos semanas.

En lo que respecta al crudo estadounidense WTI, este cayó 0.34 por ciento para fijar su precio en 55.14 dólares. En las últimas tres sesiones este indicador acumula una reducción de 2.8 por ciento.

Los precios del petróleo vienen de máximos de dos años, una tendencia alcista que se apoyó en expectativas de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) extendiera la vigencia su actual programa de recortes de la producción hasta finales de 2018, aunado a estudios que apuntaban a un mayor consumo de crudo para el siguiente año.

Sin embargo, la variable que alteró los escenarios fueron los productores que no pertenecen a la OPEP, en específico la producción petrolera de los Estados Unidos.

Si bien se espera que en la próxima reunión del 30 de noviembre en Viena los productores independientes, encabezados por Rusia, podrán llegar a un acuerdo en conjunto con los miembros de la OPEP, que el mercado anticipa que podrá hacer un anuncio sobre la extensión del programa de recortes, los niveles de extracción de crudo estadounidense se mantienen como la incógnita a resolver.

Muestra de ello es que los niveles de extracción de crudo en los Estados Unidos llegaron a máximos desde 1983 de 9.645 millones de barriles diarios, lo que impulsó las existencias de crudo por segunda semana consecutiva.

Para el cierre de la semana, el mercado estará atento al dato de plataformas en operación de Baker Hughes, que al cierre de la semana anterior regreso a las 907 unidades en activo.