Mercados

Paladio se dispara 33% en mes y medio

El metal requerido en la industria electrónica, automotriz y dental, así como ser un activo de refugio, le ha valido una nueva apreciación después de haber tocado un mínimo de 5 años en agosto pasado.
Álvaro Montero
Onza de paladio

Onza de paladio

Tras haber tocado un precio mínimo de cinco años a finales de agosto, la onza de paladio registró un rebote y acumula una ganancia de 33.11 por ciento en mes y medio, impulsado por una caída en los inventarios, una mayor demanda en la industria automotriz y un apetito por activos refugio ante la menor probabilidad de que la Fed suba sus tasas este año.

Ayer, la onza de este metal cerró en un precio 705 dólares, es decir, 175.35 dólares más que el 26 de agosto, fecha en la que se hundió a su mínimo nivel desde 2010.

Su desempeño contrasta con el incremento del 7.88 por ciento en el subíndice de metales preciososo de Bloomberg y el de 6.27 por ciento en el subíndice de metales industriales para el mismo periodo de referencia.

Entre los factores que contribuyeron para el repunte del metal, destacó una baja en los inventarios globales de paladio a mínimos desde 2003.
De acuerdo con las cifras de existencias en el Commodity Exchange (Comex), durante 2014 se registró un declive de 59.3 por ciento, al pasar de 546 mil a 222 mil onzas diarias en los almacenes. En 2015, la reducción acumulada ha sido de 59.6 por ciento, con un saldo final al día de hoy de 91 mil 710 onzas de paladio. De manera acumulada, los inventarios cayeron 83 por ciento en menos de dos años.

A principios de 2014, las minas de Sudáfrica, el segundo mayor productor de paladio en el mundo -después de Rusia-, registraron una huelga por cerca de cinco meses, lo que provocó que las existencias del metal se contrajeran drásticamente, sin que se haya observado todavía una recuperación.

En otro frente, una mayor producción de automóviles aumentó la demanda por este activo, pues el paladio es el componente principal de los convertidores catalíticos, elemento que disminuye lo nocivo de las partículas contaminantes de los motores de combustión interna.

Al ser un metal precioso y considerado activo de refugio, también ha recibido el impulso de la Fed, pues la casi nula posibilidad de un movimiento de tasas en este año le ha beneficiado como al resto de los activos. En lo que va de octubre repuntó 8.30 por ciento, después de que se cayeran las probabilidades por la menor creación de empleo en Estados Unidos en septiembre a lo esperado, y una cifra revisada a la baja de agosto.