Mercados

Oro recupera brillo en 2014; pero, sigue sin deslumbrar al mercado

Analistas confían que el oro se estabilizará sobre la marca psicológica de mil 300 dólares en el corto plazo, pero desestiman que pued a escalar hasta los mil 400 dólares en el mediano periodo.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
25 febrero 2014 16:13
[Bloomberg]El oro alcanzó su máximo nivel desde fines de febrero, con algunos inversores prefiriendo refugiarse en el metal precioso. 

[Bloomberg]El oro alcanzó su máximo nivel desde fines de febrero, con algunos inversores prefiriendo refugiarse en el metal precioso.

CIUDAD DE MÉXICO.- A pesar de que la onza troy  oro acumula una ganancia de 10 por ciento en lo que va del año en el Commodity Exchange (Comex) y que se acerca a máximos de 15 semanas, analistas del sector siguen renuentes a hacer grandes apuestas sobre el precio del metal dorado.

Y es que para los especialistas, la onza troy de oro o "refugio de inversión", que incluso acumuló una racha de 9 alzas consecutivas a mediados de febrero –su mayor rally desde julio de 2011— se ha beneficiado de eventos temporales y no de los fundamentos reales del mercado.

Las señales de una pérdida de impulso de la economía estadounidense y las expectativas de que la Reserva Federal podría reconsiderar el ritmo de su retirada de estímulos catapultaron a la onza troy del oro sobre la barrera de los mil 300 dólares por primera ocasión en más de tres meses; sin embargo, según analistas, solo se trató de especulaciones y eventos temporales.

Primero, porque el fuerte invierno que golpeó a la Unión Americana sólo congeló temporalmente los engranes de la mayor economía del mundo, y por consecuencia, enfrió la actividad en sectores importantes como el manufacturero, industrial y minorista, claves en la generación de empleos.

Y segundo, porque los expertos consideran que una vez que el invierno pase y la economía gane tracción, los responsables de la política monetaria continuarán con su estrategia ordenada de retiro (tapering, por su nombre en ingles) de estímulos cuantitativos (Quantitative Easing).

Un analista de Westpac Banking Corp. anticipa que el oro descenderá hasta mil 011 dólares la onza para diciembre, conforme la Fed concluya la retirada de sus estímulos y el dólar se fortalezca frente a las principales divisas.

La estimación empata con la proyección de hace una semana que realizó Goldman Sachs Group Inc., que estimó que el oro cerrará el año en mil 050 dólares.

Incluso, para el analista de metales refinados de MKS SA, Bernard Sin, el oro se moverá en un rango de 150 dólares en este año, desechando desde esa perspectva cualquier recuperación importante, después del desplome de 28 por ciento que sufrió la cotización del metal dorado en el 2013.

En el corto plazo, los analistas confían que el oro se estabilizará sobre la marca psicológica de mil 300 dólares, pero desestiman que pueda escalar hasta los mil 400 dólares en el mediano periodo.

Por lo pronto, en la sesión del martes, en el Commodity Exchange (Comex), el contrato más activo de la onza troy de oro, para entrega en abril, repuntó hasta un máximo intradía de mil 343.60 dólares, su mayor cotización desde el 30 de octubre, después de cerrar en mil 342.70 dólares, con una ganancia de 0.4 por ciento. 

Desde el punto de vista técnico, el oro enfrenta una resistencia clave en la marca de los mil 353.50 dólares, que fue su cotización más alta desde el 25 de octubre de 2013, antes de pensar que el metal dorado ha recuperado completamente su etiqueta de refugio de inversión.