Mercados

Oro, el ganador de la turbulencia china

En medio de la turbulencia financiera desatada por la debilidad de China que llevó a que su gobierno devaluara el Yuan a su menor nivel en cinco años, el oro fue uno de los mayores ganadores por su característica de activo de refugio. 
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Montero
11 enero 2016 5:0
  [Las compras mensuales de bonos de la Fed han sido impulso para los precios del Oro./Bloomberg] 

[Las compras mensuales de bonos de la Fed han sido impulso para los precios del Oro./Bloomberg]

El oro también fue afectado por la turbulencia de China, pero de forma positiva, mientras el mercado accionario, cambiario y de commodities sufrían un golpe que les costó perder en la semana más de 10 por ciento en promedio, los papeles del metal dorado se revaluaron 3.56 por ciento.

La baja en el dinamismo económico de China que se conoció por medio de los últimos datos de PMI de manufactura, servicios y compuesto, correspondientes a diciembre y que mostraron que 2015 fue de una declive pronunciada, llevó a que el Gobierno de ese país tomara la decisión de devaluar la moneda por segunda vez en cinco meses, lo que provocó una fuga de capitales de los mercados accionarios de la nación asiática que se extendió al resto del planeta.

El efecto refugio se notó inmediatamente, pues la posición en papales de oro se elevó súbitamente, ante el temor de un colapso en los mercados financieros, que al final si sucedió, como una consecuencia de una venta masiva de activos de mayor riesgo como los del sector bursátil.

El oro en esa semana que concluyó se elevó 37.70 dólares en su precio, pero llegó a ganar 47.6 dólares por cada onza negociada o 4.5 por ciento, hasta los mil 107.80 dólares, esto el jueves pasado, que le valió registrar el mejor nivel en ocho semanas y media, pero el viernes se hicieron toma de ganancias en el instrumento, por lo que cayó a mil 97.90 dólares, una baja de 0.9 por ciento.

China seguirá afectando los mercados financieros en la semana

En la semana se darán datos económicos en China, que de no presentar alguna mejora podrían incrementar la turbulencia existente. Entre el 12 y 13 de enero el Gobierno de China revelará los datos de su balanza comercial a diciembre, en donde el conceso de economistas consultados por Bloomberg espera que se reduzca el superávit y haya un aumento negativo en las exportaciones e importaciones, por lo que podríamos seguir observando que el oro retome el ascenso que mostró la semana pasada al actuar como instrumento de refugio.