Mercados

OPEP no llega a acuerdo; precios podrían seguir el sendero a los 20 dólares

¿Qué impide a los precios del petróleo seguir en descenso? Por ahora no hay nada que detenga la caída de las cotizaciones, altos inventarios, producción en récord y cerrazón de los productores por estabilizar los precios, las causas.
Álvaro Montero
Petróleo

(Bloomberg)

Al parecer las palabras del ministro del Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi y de la consultora Goldman Sach deberán ser reconsideradas acerca de que podríamos llegar a observar precios de 20 dólares por barril de petróleo dulce.

A principios de este año, el ministro de energía saudí preveía que el precio de barril caería a 20 dólares y que ello no le preocupaba a su nación.

Por su parte, a mediados de septiembre, la firma financiera Goldman Sachs, también pronosticaba que el tonel de crudo caería a las 20 unidades.

En general, las consultoras no ven el precio tan bajo, al menos para cerrar el año la media sería de 47 unidades. Pero no todos opinan igual, Citigroup Inc. prevé el precio del WTI en 39 dólares, y otros más optimistas como Commerzbank AG lo proyectan en 52 dólares.

El viernes la OPEP no presentó una actitud que pudiera avecinar una estabilización de los precios y darles empuje para salir de los mínimos por medio de un recorte a la producción, sino por el contrario, dio indicios de elevar su techo de bombeo de 30 a 31.5 millones de barriles por día (mbd).

Cabe destacar que la OPEP de los 30 mbd que son su techo, desde que se estableció en 2012, el cartel ha estado por encima de dicho nivel, cerca de los 32 mbd, por lo que el posible aumento en su cuota que se discutió el viernes en Austria está rebasado actualmente.

La guerra continúa
Una guerra por las cuotas del mercado petrolero desatada a medidos de 2014 -la cual no la reconocen los principales implicados, Estados Unidos y Arabia Saudita- entre productores "tradicionales" y los de fraking, ha provocado que los precios se encuentren en un periodo de depresión, que al parecer se extenderá por más tiempo como ya se ha estimado.

Hace dos semanas, Arabia Saudita dejaba entrever una posibilidad de cooperar para estabilizar los precios, lo que dio a las cotizaciones un leve impulso, el cual se descontó en la sesión del viernes tras de que en la reunión de la OPEP no existió consenso sobre un recorte o un precio objetivo el cual alcanzar, pero lo que si hubo, fue una protección a las cuotas existentes y la posibilidad de elevarlas para garantizar su participación en el mercado.