Mercados

Commodities olvidan a China… por ahora

El crecimiento económico de los Estados Unidos y las expectativas en torno a los incentivos anunciados por Donald Trump dieron un impulso al precio de las materias primas en los últimos 12 meses, haciendo a un lado la desaceleración de China.
Esteban Rojas
cHINA

(Bloomberg)

Las mejores perspectivas para la economía norteamericana, derivadas del triunfo de Trump en las elecciones, han coincidido con una recuperación en los precios de las materias primas, por lo que las preocupaciones por la desaceleración en la actividad productiva en China han quedado de lado por el momento.

Del 8 de noviembre a la actualidad, el índice general de commodities elaborado por Bloomberg ha subido 5.71 por ciento, lo que reforzó la tendencia ascendente que venía observando desde mediados de enero de 2016. En los últimos 12 meses, la recuperación en los precios acumula un 21.97 por ciento.

La euforia despertada por el programa de apoyos económicos que Trump tiene la intención de aplicar una vez que asuma la presidencia a partir de este viernes, es uno de los factores que ha ayudado a la recuperación de los precios de las materias primas.

No obstante, hacia el futuro, volverá a tomar relevancia una locomotora en sentido contrario a la recuperación de los commodities, representada por el débil desempeño de la economía de China.

El gigante asiático es uno de los más importantes consumidores de materias primas, lo que le otorga un papel importante en la determinación de los precios.

Otro factor que limita el comportamiento de las materias primas puede ser la fortaleza observada por dólar fuerte en el mercado internacional.

Un precio elevado del billete verde encarece el costo de las materias primas en otras monedas y divisas, lo que tiende a inhibir su demanda.

De acuerdo con el FMI, la desaceleración económica en China no ha toca fondo, al proyectar que todavía se podrá extender en los próximos años.

El FMI estima que China pudo haber crecido 6.7 por ciento en el 2016, por debajo del 6.9 del 2015. En tanto que para el presente año y el 2018 se proyecta aumentos de 6.5 y 6.0 por ciento.

Las cifras oficiales del aumento del PIB durante el 2016 en China, se darán a conocer el jueves 19 por la noche.

En tanto, para Estados Unidos, el FMI proyecta que su economía crecerá 2.3 y 2.5 por ciento en el presente año y 2018, respectivamente. Estas cifras son en todos los casos por arriba del 1.6 por ciento estimado para el aumento del PIB en 2016.

La recuperación de los precios de las materias primas puede ser un factor que ayude a la impulsar a las economías emergentes, al mismo tiempo que les pueden permitir enfrentar mejor los efectos negativos provenientes de algunas políticas que podría aplicar Donald Trump, sobre todo aquellas relacionadas con el proteccionismo comercial y las antiinmigrantes.