Mercados
César Vélez, CFO de Masisa

Moda, sustentabilidad
e innovación

El diseño de los productos que se adapte a las necesidades de los nuevos consumidores son clave para el éxito de las empresas
Álvaro Montero
[Bloomberg] La empresa concluyó este viernes la venta de activos del negocio de aglomerados y laminados de madera a Masisa, por un monto de 54.2 millones de dólares. 

[Bloomberg] La empresa concluyó este viernes la venta de activos del negocio de aglomerados y laminados de madera a Masisa, por un monto de 54.2 millones de dólares.

CIUDAD DE MÉXICO.- México tiene muy arraigada la costumbre de utilizar madera sólida para elaborar muebles, pero esta práctica no es sostenible. El principal problema es que nuestro país tiene un esquema de bosques nativos, pero su tasa de crecimiento no es tan elevada como si fuera una plantación forestal comercial.

“Vemos una solución viable a esta necesidad, ya que utilizamos los subproductos de aserrío y de la celulosa para fabricar tableros de madera que satisfacen perfectamente las necesidades del consumidor. De manera adicional, trabajamos para que los muebles con diseño mexicano se ubiquen en la mente del consumidor local”, comenta César Vélez, CFO de Masisa México.

La estrategia consiste en incorporar a diseñadores mexicanos con proyectos comercializables (que se puedan reproducir en serie). Después acuden con fabricantes para que incorpore los diseños originales mexicanos. Finalmente se vincula al minorista para que venda estos muebles.

Detrás de todo este proceso está Masisa como el proveedor de la materia prima, creando un círculo virtuoso donde el diseño mexicano de un producto sustentable, y que además se adapta a las necesidades del cliente, sea consumido por mexicanos.Este esquema responde al cambio generacional, donde los millenials ya no consumen muebles con el objetivo de que duren toda la vida, sino que buscan productos que se adapten a sus necesidades y estados de ánimo, así como a las situaciones personales que se presentan a lo largo de sus vidas.

Semillero de ideas

Un estudio reciente de la Universidad de Chile colocó a Masisa dentro del Top 10 de las empresas más innovadoras de la región. Esto se debe a que en cada país donde esta firma tiene presencia, se incorpora un concepto denominado Masisa Lab. Se trata de una aceleradora de negocios para emprendimientos de alto impacto que puedan incorporarse a la cadena de valor de la compañía, como el desarrollo de herramientas de corte alta precisión, el mejoramiento de resinas o la apertura de una tienda de muebles online.

Otro proyecto es el programa de plantaciones forestales comerciales donde se vincula a los gobiernos estatales, con las universidades y los tenedores de terrenos. En este esquema, el dueño de la tierra pone el terreno, el Gobierno del Estado da el financiamiento y las universidades trabajan en conjunto con Masisa para facilitar la tecnología de cómo administrar el bosque. Así se está garantizando que dentro de 30 años Masisa cuente con materia prima para seguir operando.

“Como compañía, tenemos a la innovación como uno de nuestros pilares estratégicos, ya que hemos financiado intra-emprendimientos desde hace cinco años en México. Estamos conscientes de que el éxito nos lo va a garantizar la disciplina y eso implica estar vinculados en el mundo del emprendimiento. Como compañía, sabemos que siempre debemos estar dispuestos a invertir”, concluye César Vélez.