Mercados

Mezcla mexicana sube apoyada en los precios de Asia y en caída del peso

El importe del barril de crudo de exportación de Pemex logró un avance de 0.56 por ciento, gracias a los cierres positivos de los energéticos en Asia y al magro avance del WTI, además de un descalabro del peso.
Álvaro Montero
 [Bloomberg] Brent superó los 106 dólares por barril. 

[Bloomberg] Brent superó los 106 dólares por barril.

El precio de la mezcla mexicana de exportación terminó con una ganancia de 0.56 por ciento, equivalente a 24 centavos, para ascender a los 42.86 dólares por barril.

El comportamiento que rescató al crudo mexicano que pudo haber cerrado con pérdida por la baja en el precio del Brent, fue un avance de 0.88 por ciento del crudo Tapis, referente de Singapur y variable en el cálculo de la mezcla mexicana, además de un descalabro del peso que también ayudó al avance.

Al desenlace, también ayudó el descalabro del peso frente al dólar, debido al efecto cambiario que esto provocó en el cálculo del precio.

Esta es la segunda sesión que marca con ganancia de manera consecutiva el energético mexicano, no obstante, es la cuarta en el rango de los 42 dólares. En el año promedia 44.32 dólares por barril, aún arriba de las 42 unidades que presupuestó el gobierno federal en la Ley de Ingresos 2017.

En término de moneda nacional, el precio subió 2.28 por ciento, o 18.41 pesos, a los 824.58 pesos por barril.

LA JORNADA INTERNACIONAL

En los mercados de futuros, a pesar de que los precios terminaron mixtos, lo hicieron con una tendencia a la baja. En terreno positivo acabó el WTI con un avance marginal de seis centavos, o 0.12 por ciento, para ubicarse en los 49.62 dólares por barril, con este cierre cumple cuatro sesiones por debajo del nivel sicológico de los 50 dólares.

En sentido contrario, el precio del Brent, operado en la plaza de Londres se contrajo 28 centavos, un desliz de 0.54 por ciento a los 51.82 dólares por barril.

El Departamento de Energía de Estados Unidos informó que los inventarios de crudo cayeron más de lo esperado en la semana concluida el 21 de abril, con 3.64 millones de barriles, contra una baja prevista por los analistas de 1.13 millones, situación que provocó que los precios subieran más de uno por ciento, sin embargo, la fuerza del dólar ante una canasta de divisas referenciales minó la posibilidad de conservar esas ganancias.

En tanto, donde hubo un sorpresivo incremento fue en los depósitos de gasolina que aumentaron 3.37 millones de barriles.

Ante la subida de los inventarios del combustible para automotores, el precio cayó en el mercado de Nueva York 2.53 por ciento, para situarse en 1.58 dólares por galón, el importe más bajo en las últimas seis semanas.