Mercados

Mezcla mexicana de petróleo registra el mejor avance semanal en 6 años

Los crudos que forman la mezcla de petróleo de Pemex registró la mejor ganancia en términos porcentuales desde 2009. La influencia del exterior es fundamental para la cotización del petróleo nacional.
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Montero
09 febrero 2015 14:21
ME.Cuatro preguntas que tienes sobre el crudo.

ME.Cuatro preguntas que tienes sobre el crudo.

La mezcla de petróleo de exportación de Pemex registró la mejor ganancia en términos porcentuales desde la concluida el 2 de enero de 2009, que en ese entonces fue de casi 28 por ciento, en ésta última lo hace con 15 por ciento.

La influencia de los crudos de Estados Unidos, Europa y Asia, asistieron al de México.

Con este cierre semanal, los petroprecios hilan su segunda alza consecutiva, y es la mayor en 4 años, para los referenciales de Nueva York y Londres, es decir no se veía desde la tercer semana de febrero de 2011, y además, en el caso del WTI logró concluir el periodo arriba de los 50 dólares por barril, después de casi un mes, mientras el Brent presentó su mejor nivel semanal en el año.

En la semana el crudo estadounidense se anotó 7.15 por ciento de avance, que en término de dólares equivale a 3.45, aunque nominalmente el avance no es tan alto, los inversionistas que compraron posiciones la semana previa, están obteniendo un dividendo que en términos anuales equivaldría a 378 por ciento, o de otra forma, en un día obtuvieron 4 veces de lo que un pagaré bancario en nuestro país ofrece de dividendo por un año.

El WTI cerró en 51.69 dólares, avanzó el viernes 2.40 por ciento; el Brent lo hizo con 2.17 por ciento y saldó en 57.80 dólares el barril y en la semana subió 9.08 por ciento. Los últimos 5 días fueron de gran volatilidad; los altibajos llegaron a ser de hasta 7 por ciento arriba y casi 9 por ciento hacía abajo, pero se alejaron las cotizaciones de su mínimo de 6 años que tocó la semana pasada, para el referencial neoyorquino en 44.45 dólares.

Los hidrocarburos están recibiendo empuje de varios frentes, los cuales podrían “incrementar la demanda”, como son: La solidez de la economía estadounidense, los estímulos monetarios en la eurozona, los cambios en la política financiera de China y el factor de la estacionalidad, que destaca el clima gélido.

Sin embargo, los fundamentales del sector están todavía en contra de un alza de precios, como es la alta producción, una sobreoferta y una demanda reducida.