Mezcla mexicana hila dos sesiones a la baja
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mezcla mexicana hila dos sesiones a la baja

COMPARTIR

···
Commodities

Mezcla mexicana hila dos sesiones a la baja

El petróleo mexicano se promedió este lunes en 54.03 dpb, en línea con el comportamiento de los precios internacionales, esto aún cuando las expectativas de la OPEP anticipan un aumento en el consumo de crudo para 2018.

Redacción
13/11/2017

La mezcla mexicana de exportación registró una baja de 1.2 por ciento en su precio, la segunda de forma consecutiva, en línea con los referenciales internacionales, pese a estimaciones de la OPEP de una mayor demanda de crudo para el siguiente año.

De acuerdo con información de Petroleros Mexicanos (Pemex), el precio de su petróleo de exportación se fijó este lunes en 54.03 dólares el barril, una reducción de 63 centavos frente a los 54.66 dólares que registró el pasado fin de semana.

En las últimas dos sesiones, el precio del crudo mexicano acumula una reducción de 79 centavos.

Entre los factores que afectaron el precio de la mezcla mexicana estuvo el comportamiento de los crudos referenciales internacionales. En el mercado londinense ICE el precio del barril de Brent para entrega en enero de 2018 terminó operaciones en 63.16 dólares el barril, lo que significó una baja de 0.56 por ciento desde el pasado viernes.

En operaciones después del cierre, el Brent registra una baja moderada y se sitúa en 63.13 dólares.

En lo que respecta al crudo estadounidense, los contratos del WTI negociados en el Nymex fueron en sentido contrario al finalizar operaciones en 56.76 dólares, lo que significó un aumento de 0.03 por ciento. Sin embargo, al inicio de las operaciones de la jornada del 14 de noviembre (comenzaron a las 5:00 p.m.) muestra una reducción de seis centavos.

En el radar de los analistas y participantes del mercado petrolero estuvo la publicación del informe mensual de la OPEP informó que ante un escenario de mayor demanda de petróleo para el siguiente año, el organismo estimó que su producción podrá alcanzar los 33.42 millones de barriles diarios, lo que descarta cualquier reducción de sus niveles de extracción para 2018.

Hasta la semana anterior, los analistas apoyaban la recuperación de los precios del petróleo a la expectativa de que la OPEP extendiera su programa de recortes de producción de marzo a diciembre del siguiente año. Con el reporte de este día, eso ya se descarta.

Pero el riesgo, sigue siendo el aumento de la producción de crudo estadounidense. De acuerdo con un estudio de Morgan Stanley, si bien se espera que los productores de Shale estadounidense aumenten sus niveles de producción, se estima que su crecimiento no será suficiente para cubrir del todo los requerimientos internos.

Los pronósticos del banco de inversión estadounidense anticipan que la producción de shale pasará de 5.9 millones de barriles diarios a siete millones en 2018, nivel que se espera sea suficiente para que el mercado interno no presente signos de desabasto.

De hecho, el estudio considera que “justo cuando la confianza del mundo en el shale va en aumento, comienzan a ser evidentes sus límites y parece que hay dos aspectos que hay que considerar: la capacidad y la voluntad”.

De acuerdo con las últimas cifras de pozos en operación de Baker Hughes, al cierre de la semana anterior los pozos en activo totalizaron 907 unidades, nueve más que el dato de siete días antes.

,,