Mercados

Mezcla mexicana, a 57% por debajo del estimado en la LIF de 50 dpb. 

El crudo de Pemex recibió el séptimo golpe de manera consecutiva, lo que le ha costado acumular una pérdida de 21.45 por ciento, la mayor para un periodo inicial similar en años anteriores.
Álvaro Montero
El revés de ‘Big Foot ‘en Chevron

A pesar del conocimiento y experiencia sobre la exploración en aguas para extraer el crudo, las plataformas petroleras se enfrentan con diversas , aquí te presentamos el caso de ‘Big Foot ‘en Chevron.

El crudo mexicano marcó el nivel más bajo desde septiembre de 2003, con una caída a 21.50 dólares por barril (dpb), lo que le representa estar a una distancia de 28.50 dólares, o 57 por ciento del precio estimado en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) de 2016 que la estableció en 50 dólares.

Con la caída de este martes liga siete sesiones perdedoras, en las que acumula 21.45 por ciento, el peor arranque para un año en su historia, tanto en cierres consecutivos como en porcentaje.

Los precios de los crudos hoy marcaron la mayor racha negativa en un inicio de año. El crudo West Texas Intermediate (WTI) acumuló una pérdida de 17.82 por ciento. Durante la sesión de ayer, registró su primer descenso al rango de los 29 dólares, el menor desde noviembre de 2003, aunque al final aminoró la pérdida para cerrar en 30.44, es decir, un descenso de 3.09 por ciento.

El referente de Londres, el Brent, marcó un descenso acumulado de 17.22 por ciento; la sesión la terminó en 30.86 dólares, tras perder 2.19 por ciento en el día.

El Brent se encuentra aún en el límite de precios de 2004, pero en medio del escenario actual podría caer a registros de 2003, igual que los precios del resto de los productos transados internacionalmente.
En las primeras horas de operación, el mercado de energéticos se animó ante el inicio de la operatividad en Asia, pero el sondeo de inventarios semanales de Estados Unidos y la fortaleza del dólar en el mercado internacional cambiaron la dirección del precio del petróleo, para romper el piso de los 31 dólares.

De acuerdo con las estimaciones de los analistas encuestados por Bloomberg, se prevé un incremento -en la semana concluida al 8 de enero- de 1.91 millones de barriles (mb) en las existencias de crudo, de 1.86 mb en las de gasolina y de 1.03 mb en los destilados. Además, se anticipa una baja en la capacidad de utilización de las refinerías de 0.86 por ciento.

Una semana previa, los inventarios de petróleo en Estados Unidos bajaron en 5 millones de barriles, pero un aumento en los de gasolina y destilados y un menor ritmo en las importaciones obligaron a que el mercado, en medio de una gran sobreoferta, marcará números rojos en sus pizarras.

La caída de los energéticos también ha tenido repercusiones en el mercado accionario. El índice S&P 500 Energy, que agrupa a las principales emisoras de ese sector, ha caído 8.44 por ciento en 2016 y se ubica en su nivel más bajo desde 2010.

Hoy a las 9:30 horas de México el Departamento de Energía de Estados Unidos revelará el nivel de los depósitos y, de confirmarse el pronóstico, el descuento ya está aplicado. Los precios también incorporarán el efecto de los datos la balanza comercial de China, un país en donde los pronósticos no son favorables para los commodities, entre ellos el petróleo.

La próxima semana se conocerá el crecimiento económico de China al cuarto trimestre con una previsión de 6.9 por ciento a tasa anualizada, igual al del periodo previo.