Mercados

Mezcla de Pemex liga
su décima baja

El crudo mexicano actuó en contraflujo de los referenciales de Nueva York y Londres, por una mayor influencia que ejerció la caída del energético de Singapur, el Tapis.
Álvaro Montero
Pemex

(Bloomberg)

El precio del crudo mexicano no pudo reflejar el avance de los referentes de Nueva York y Londres, con lo que obtuvo su décima caída consecutiva, tras anotar una baja de 0.24 por ciento, a 33.28 dólares.

En contraste, la caída de la canasta de crudos de Pemex estuvo en línea con el desempeño negativo que se observó en el precio del crudo asiático, el Tapis –considerado por Pemex para el cálculo de la mezcla mexicana-, que tuvo un desliz de 1.28 por ciento a 42.43 dólares, y también se encuentra en mínimos de siete años.

El precio promedio en el año del crudo mexicano es de 46.02 dólares, es decir, 32.98 unidades de diferencia respecto al precio que estableció el Gobierno mexicano de 79 dólares en la Ley de Ingresos de 2015 y de casi cuatro para los 50 dólares de 2016.

Con este cierre, el precio de la mezcla continúa en su menor nivel de 6 años y 10 meses.

Inventarios de EU siguen en subida
Los inventarios de petróleo en Estados Unidos subieron por octava semana consecutiva y ascendieron 252 mil barriles, cifra inferior a lo proyectado por los sondeos, lo que provocó una ligera recuperación en el precio de los referenciales de Nueva York y Londres.

Lo estimado por los analistas era una previsión de 2.27 millones de barriles, lo que se había descontado en las operaciones del martes, pero dado que el dato fue inferior a lo pronosticado, los precios reflejaron un repunte. El WTI registró un marginal avance de 0.2 por ciento, en tanto el Brent destacó con un ascenso de 1.31 por ciento.

El impulso no sólo vino de un menor aumento en las existencias, sino de la actividad de las refinerías estadounidenses, las que registraron el mayor volumen de ingreso de petróleo en siete semanas con 16.3 millones de barriles por día, lo que también significa el mayor porcentaje de utilización de la infraestructura en el mismo lapso con el 90.3 por ciento.