Mercados

Mezcla de Pemex liga la cuarta caída y resta 7.85 por ciento a su precio

A pesar de los cuatro descalabros al hilo, el crudo de Pemex alcanza el mejor promedio del año con 32.41 dólares por barril, aún lejos de los 50 dólres que estimó el Gobierno en la Ley de Ingresos 2016.
Álvaro Montero
petróleo

(Bloomberg)

El precio del barril de crudo de exportación cayó por cuarto día consecutivo bajo la influencia del WTI y el Brent y acumula una pérdida de 7.85 por ciento. El energético mexicano perdió en la sesión 0.82 por ciento o 32 centavos para descender a los 38.73 dólares por barril.

A pesar de los cuatro descalabros al hilo, el crudo de Pemex alcanza el mejor promedio del año con 32.41 dólares por barril, aún lejos de los 50 dólres que estimó el Gobierno en la Ley de Ingresos 2016.

Los precios de los crudos a nivel global están siendo amenazados por un incremento en la producción de Nigeria y Canadá, países que habían reducido su bombeo en los últimos meses por cuestiones ajenas a su infraestructura.

Hoy, esos dos países al parecer ya dieron un repunte en la extracción, lo que será un dolor de cabeza para el resto de los productores que tuvieron el trampolín sobre ellos para que los precios alcanzaran los 50 dólares el mes pasado.

En la sesión de hoy, la presión provino de dos fuentes, la primera, un dato de Beker Hughes, firma que se dedica a la contabilización de la infraestructura petrolera global, la que indicó en un informe semanal que Estados Unidos incrementó el número de pozos activos a 440, desde los 421 de una semana previa, lo que se traduce que en cualquier momento frenará la caída en su producción.

El segundo factor, Petrobras informó que su bombeo alcanzó un récord en junio al registrar 2.9 millones de barriles por día.

Ante estos hechos, el precio del barril de crudo neoyorquino (WTI) cayó 1.43 por ciento a 44.76 dólares. Con el resultado de hoy, la cotización se desplomó a un mínimo de dos meses y rompió el soporte psicológico de los 45 dólares.

En la misma línea, el importe del crudo Brent se contrajo 1.09 por ciento y descendió a 46.25 dólares por barril.

Mañana saldrá el informe mensual de la producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo. Se espera que Nigeria muestre el primer incremento en su producción tras haber presentado descensos en los últimos cinco meses como consecuencia de los sabotajes y ataques a sus instalaciones petroleras.

El informe de la OPEP podría poner presión extra a los precios, ya que los sondeos han estimado que el organismo pudo haber alcanzado un máximo histórico, lo que junto con el aumento de Brasil en su producción, el restablecimiento de la de Canadá que se prevé que en julio ya esté al 100 por ciento después de los incendios forestales que obligaron a cerrar la llave en la zona de Alberta y la incertidumbre de las implicaciones del Brexit, tendrán un impacto bajista sobre las cotizaciones.