Mercados

Los ingresos de divisas petroleras caen a mínimo de 22 años

El saldo de la balanza fue superavitario en mil 490 mdd, frente a los 8 mil millones del año previo y lejos del máximo de 19 mil millones de dólares.
Esteban Rojas
Esteban Rojas
28 enero 2015 5:0
[Bloomberg] Las existencias de gasolina cayeron 1.48 millones de barriles a 222.83 millones. 

[Bloomberg] Las existencias de gasolina cayeron 1.48 millones de barriles a 222.83 millones.

CIUDAD DE MÉXICO.- La caída de los precios internacionales del petróleo, iniciada en el segundo semestre del año pasado, sí impactó en el ingreso de divisas al país y por lo tanto en la liquidez de los mercados.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el flujo neto de divisas por la operación petrolera del país (exportaciones e importaciones), fue de mil 490 millones de dólares al cierre de 2014, lo que se tradujo en la cifra más baja en 22 años, desde que se publican los datos en forma desagregada.

Así, los ingresos de divisas bajaron 82 por ciento en términos nominales respecto a los reportados un año antes, por 8 mil 625 millones; también se ubican muy abajo del pico máximo alcanzado en 2006, cuando dichos ingresos totalizaron la cantidad de 19 mil 380 millones de dólares.

La caída en los recursos derivados del sector petrolero obedece a la combinación de una descenso en el precio y el recorte al volumen del crudo exportado, así como un repunte en las importaciones petroleras.

En 2014 las exportaciones petroleras ascendieron a 42 mil 979 millones de dólares, lo que implicó una reducción de 6 mil 514 millones con respecto a 2013, semejante a 13.2 por ciento.

De acuerdo con el INEGI, el precio promedio del petróleo de la mezcla mexicana de exportación durante el año pasado fue de 86.94 dólares por barril, menor en 11.52 dólares al observado un año antes.

Asimismo, el volumen de exportación de crudo pasó de 1.189 millones de barriles diarios en 2013 a 1.142 millones el año pasado.

En 2014 las importaciones petroleras fueron de 41 mil 490 millones de dólares, lo que representó un aumento de 622 millones, equivalente a 1.5 porciento.

La reducción en los precios del petróleo, manifestada a partir de junio de 2014, contribuyó para que durante los meses de noviembre y diciembre, el saldo de la balanza comercial fuera negativo por montos respectivos de 463.2 y 970.8 millones de dólares, situación que no sucedía desde finales de 2008.

El comportamiento del sector externo llevó a que durante el año pasado las exportaciones petroleras pasaran a representar solamente 10.8 por ciento del total de las ventas totales, su menor peso relativo desde 2002.
El deterior del sector petrolero fue manejable debido a que en promedio quedó arriba de lo contemplado en el presupuesto.

En tanto que para 2015, la debilidad con que arranca el sector exportador petrolero pudiera ser absorbida por las coberturas contratadas y la utilización de recursos del fondo petrolero.

De persistir los bajos precios interncionales del crudo,buena parte de los problemasse reflejarán con particular intensidad en 2016, debido a que el presupuesto correspondiente tendría que fijarse con un precio promedio menor al de este año.

Sin considerar que por las condiciones en los mercados globales las coberturas no serían un atractivo, ya que difícilmente se colocarían arriba de 40 dólares, a menos de que exista la expectativa de que la cotización se caiga mucho más.

El año pasado entre las noticias positivas que ayudaron a suavizar el efecto de menores ingresos petroleros, fue el desempeño de las ventas al exterior de manufacturas, las cuales reportaron un máximo histórico de 337 mil 289 millones de dólares, lo que representó un aumento de 22 mil 715 millones con respecto a 2013.

Los ingresos petroleros se esterilizan

A pesar de que una parte importante de los ingresos petroleros se esterilizan por parte del banco central; es decir, no salen directamente al mercado, es un hecho que la disminución de la liquidez fue percibida.

La caída del peso en los meses anteriores tiene varias lecturas, una de ellas es la contracción en los flujos por exportaciones petroleras en dos vertientes: la caída de los precios y la disminución de las exportaciones.

Aunque la liquidez generada por los ingresos petroleros no es determinante para la operación diaria del mercado, sí es un factor para el equilibrio en momentos de volatilidad, considerando que el mercado mexicano de cambios ha crecido y diariamente se operan alrededor de 32 mil millones de dólares en los tres diferentes valores interbancarios que conforman el mercado.