Mercados

La mezcla mexicana de exportación vuelve a bajar

Los precios de los hidrocarburos van a la baja en medio de una temporada menor demanda, pero al mismo tiempo el incremento en la producción y sólidos suministros.
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Monteo
09 octubre 2014 5:5
Hidrocarburos a la baja, la mezcla en su menor nivel de 2 años y medio (Bloomberg)

Hidrocarburos a la baja, la mezcla en su menor nivel de 2 años y medio (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los precios de los hidrocarburos están castigados por la caída estacional de la demanda.

En el trimestre que acaba de terminar el WTI perdió 13.49 por ciento, ya en octubre acumula una baja de 3.67 por ciento y retrocede a su mínimo de 18 meses al cotizar en un precio de 87.31 dólares por barril.

Del contexto global el petróleo mexicano no se salva, la mezcla está en su menor nivel de 3 años y medio. Ayer, Pemex publicó que el precio pomedio de la mezcla se precipitó a 82.53 dólares por barril; es decir, 2.47 dólares menos que lo estimado por la Ley de ingresos 2014, de 85 dólares.

En octubre la mezcla del petróleo nacional acumula una pérdida de 5.69 por ciento, supera ya al descenso registrado en septiembre, que fue de 5.65 por ciento.

La caída de las cotizaciones se ve reflejada en el incremento de los inventarios de energía.

Como ejemplo, en Estados Unidos los almacenes de crudo marcan que durante el tercer trimestre hubo un promedio de 16.3 millones de barriles diarios, cuando en el mismo periodo de un año atrás la cifra era de 15.89 millones, lo que significa un aumento de 2.58 por ciento.

Para la primera semana de octubre el dato subió 3.05 por ciento, respecto a un año antes: de 15.47 a 15.94 millones de barriles.
Lo anterior, es una de las variables que afecta al precio de forma negativa, porque Estados Unidos está entre los mayores consumidores de energía del mundo.

Además, hasta hace poco el país más poderoso del mundo comenzó a exportar crudo ligero, lo que no hacía desde hace cuatro décadas por un veto al producto, ahora, estas exportaciones se suman a un mercado altamente abastecido.

La producción de crudo liviano estadounidense en este año ha aumentado 9.43 por ciento, al pasar de 8 millones de barriles semanales a 8.85 millones.

En los últimos 3 años la producción de ese país se ha incrementado 51 por ciento.