Mercados

Imparable, el alza de la carne de res en el CME y también en México

Continúa el alza imparable de la carne de res cotizada en el Chicago Mercantil Exchange, toca un máximo inédito de 2.411 dólares por libra.
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Montero
03 octubre 2014 5:5
Carne de res

(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El precio de la carne de res comercializada en el Chicago Mercantile Exchange (CME) tocó un máximo sin precendentes de 2.411 dólares la libra, lo que significa un incremento nominal de 46.49 por ciento respecto a un año antes.

El incremento en el precio del commodity ha cobrado factura al resto del mundo.

En México los aumentos de los precios tienen mucho eco, ya que también se registran alzas inéditas y precios que hace un año no se creían posibles.

Lo anterior, a pesar de los efectos de las sequías que frenaron la producción en los 2 años previos.

Es importante destacar que conforme a las declaraciones de la industria ganadera de nuestro país, seguiremos observando aumentos en los precios por lo menos en los dos años siguientes.

Lo anterior, debido al menor ritmo de reposición de los animales de engorda, claves para cualquier mercado de negociación de carne.

Según cifras del INEGI disponibles hasta agosto, en un año el precio del kilo de bistec pasó de 117 a 137 pesos, 17.10 por ciento arriba.

No obstante, en general el promedio de la carne de res ha registrado un aumento de 16 por ciento en los últimos 12 meses.

En algunos casos el incremento fue de más del 80 por ciento, como se observa en el kilo de Costilla, producto que pasó de 76.5 a 142.5 pesos por kilo en el mercado doméstico.

El efecto de la subida de la carne de res se agudizó por un aumento en la demanda ante la contracción en la producción porcina, que se vio perjudicada por el virus que mató a un número todavía no determinado de lechones disponibles para la engorda.

Además de que los granos de forraje tuvieron un incremento considerable en su precio durante los primeros meses de sequía, que se interpretó como una caída en las cosechas. Esto no pasó, pero estimuló las alzas de la carne de res.

La carne de res se maneja como un producto con elevado valor nutricional, es uno de los alimentos que más se exigen en casi todo el planeta.

La industria de la carne de res enfrenta uno de sus momentos más críticos; el precio sube pero lo hace acompañado de periodos de desceleración económica.

Es decir, su consumo podría llegar a autorestringirse, por parte los participantes en los mercados; mientras tanto, las alzas en el producto parecen no tener fin.