Mercados

Hay 490 mil mdd en juego por decisión de la OPEP

Luego de dos años de caída libre en los precios del petróleo, las empresas petroleras y los inversionistas comienzan a tener algún tipo de esperanzas, al mantenerse la recuperación en los precios del petróleo; solo esperan que la OPEP no influya.
Bloomberg News
Bloomberg
29 noviembre 2016 5:0
petróleo

(Bloomberg)

Después de dos duros años en los que cayeron los precios del petróleo y las valoraciones de las empresas petroleras, los inversionistas de los mayores productores de energía del mundo tienen algún motivo de esperanza, ya que los precios del crudo continúan su recuperación de un mínimo de 12 años.

Los inversionistas confían en que la OPEP no frustre esa esperanza.

Los productores de petróleo y gas, entre ellos Exxon Mobil y Royal Dutch Shell, han sumado juntos 490 mil millones de dólares a su valor de mercado este año, el mayor avance en seis años tras el alza de 27 por ciento en el precio de referencia del crudo Brent, según datos reunidos por Bloomberg.

Esto le sigue a la pérdida de 850 mil millones de dólares en valor el año pasado y la de 720 mil millones en 2014, cuando se desplomaron los precios del crudo.

La caída del petróleo ha golpeado a los productores de todo el mundo, desde gigantes como Shell hasta los más pequeños. Se han llenado de deudas, cancelado proyectos y reducido puestos de trabajo para superar el bajón.

En septiembre, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) dio esperanzas a estas compañías al revertir la política de bombear a pleno y acordar en cambio un recorte en la producción.

Sin embargo, el grupo continúa luchando por superar obstáculos que le impiden implementar la medida.

“Todos sabemos lo que las compañías petroleras esperan un recorte”, dijo Brendan Warn, director gerente de BMO Capital Markets, en Londres. “Las empresas se han achicado más que nunca, pero seguirán mirando de cerca a la OPEP. Es una de las reuniones más importantes de la OPEP”.

El Índice Mundial Bloomberg de Petróleo y Gas de 58 empresas ha subido 12 por ciento este año, su mayor ganancia desde 2009 luego de haber pasado dos años de bajas.

Exxon, Shell, Chevron, Total y BP han aumentado este año. Las empresas energéticas son las segundas de mejor desempeño en el Índice Mundial MSCI después de haber languidecido al pie de la lista en 2015.

El año no empezó tan bien. El crudo Brent cayó hasta 27.10 dólares el barril en enero, el menor precio desde noviembre de 2003, mientras la OPEP mantenía los grifos abiertos y la producción de Rusia y de Estados Unidos aumentaba.

Arabia Saudita, que había liderado la política de libre flujo del petróleo, cambió el curso en septiembre, en medio de una mayor presión financiera local, y el grupo decidió reducir la producción por primera vez en ocho años.

Es comprensible que los jefes de las petroleras tengan la esperanza de que los miembros de la OPEP resuelvan sus diferencias, ya que cada aumento de dólar en el crudo eleva el beneficio ajustado anual de BP en unos 300 millones de dólares, según el sitio web de la compañía.

Los máximos responsables ejecutivos de petroleras, desde Bob Dudley, de BP, Ben Van Beurden, de Shell, han disminuido sus costos operativos mediante la renegociación de los contratos, reducción de proyectos y recorte de puestos de trabajo. El año próximo podrán equilibrar sus fuentes de efectivo y gastos a alrededor de 50 a 55 dólares el barril.

El Brent se cotizó en unos 47 dólares el lunes.

“Una cosa es tener esperanza y otra planificar tu negocio para el futuro”, dijo Warn. Independientemente del resultado de las conversaciones de la OPEP, “las empresas se centrarán en las cosas que pueden controlar, como la eficiencia y los costos”.