Mercados

Goldman Sachs ve
el barril de petróleo
WTI en 20 dólares

El ministro de energía y petróleo de Arabia Saudita afirmó a finales de 2014 que, el precio del crudo no volvería a los 100 dólares y señaló que el precio podría caer a 20 dólares el barril.
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Montero
14 septiembre 2015 5:0
Goldman Sachs

(Reuters)

La firma de consultoría puso un grillete más a los bajos precios del petróleo, un nuevo informe publicado por el servicio de estudios de Goldman Sachs que reduce los pronósticos para el precio del crudo para este y el próximo año, tiraron las cotizaciones el viernes, y si había un impulso por parte de datos económicos de Estados Unidos como el PIB, esto lo frena totalmente.

Caída en la demanda y mayor producción de crudo, las causas fundamentales de la previsión

El informe cita las persistentes preocupaciones en torno a un exceso de suministros y los problemas de la economía de China en el que recorta sus previsiones sobre el precio del crudo para 2016.

Goldman Sachs agrega que de no reajustarse los fundamentales que mueven los precios del petróleo posiblemente el precio caiga a 20 dólares.

Parecería una locura el que la cotización aún pueda desplomarse arriba de 50 por ciento más de lo que ya se ha observado, pero en diciembre pasado, el ministro del Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, señaló que el precio podría ser de 20, 40 o 60 dólares, que eso no importaba, dando una señal de que no perderán su cuota de mercado frente a nuevos competidores.

El funcionario en esa ocasión también hizo énfasis en que los precios de 100 dólares por un barril de petróleo ligero nunca se volverán a observar en el mercado energético.

Estas declaraciones vienen a colación con la nueva postura de la consultora y calificadora, debido a que las condiciones parecen que no cambiarán en el corto plazo, es decir, ningún productor permitirá perder su cuota de mercado en un momento en el que la demanda sigue disminuyendo en un escenario de menor crecimiento.

De caer el precio del crudo como lo pronostica Goldman Sachs, la cotización estaría en el nivel de finales de 2001 y principios de 2002, lapso en el que tocó 17 dólares por barril.

De cumplirse dicha previsión, el crudo desde el punto actual de 44.32 dólares que se observó el viernes, tendría que caer 55 por ciento, porcentaje similar con el que cuenta hoy desde el punto máximo de 2014.

Algunos ven el vaso medio lleno

Pero también está el otro lado de la moneda, Barclays PLC ve el precio del crudo ligero WTI cerrar el año en 63 dólares en su última estimación el pasado 21 de agosto, así también, algo más conservador, Rabobank con una previsión de 54 dólares.