Mercados

Exportaciones de café brasileño, sin atractivo pese a mínimos del real

La caída del real frente al dólar hace más atractivas las exportaciones brasileñas para productores de ese país, sin embargo, para el caso del café eso es distinto, el precio del grano se ha desplomado y le ha quitado atractivo a las ventas al extranjero.
Álvaro Montero
Café punta del cielo

Café punta del cielo

Los graves problemas que atraviesa la economía de Brasil, con la caída de su moneda frente al dólar y al golpe bajo para su mercado de valores, podrían ser compensadas de recibir más reales por las exportaciones de café, sin embargo, la caída en el precio internacional del grano le quita todo ese atractivo.

El hecho de que el precio del café caiga 34.8 por ciento en términos interanuales, y que ahora se encuentre en 1.1305 dólares la libra, cuando hace un año rondaba el 1.80 dólares, ha quitado atractivo a las exportaciones, a pesar de que la conversión dólares reales les dejaría un mayor ingreso a los productores.

El sector agrícola brasileño, resiente la caída en la demanda mundial que ha presionado a la baja los precios de los commodities de dicho rubro, debido a que los precios están tasados de manera estandarizada a nivel mundial.

La baja en la calificación crediticia de Standard and Poor’s de grado de inversión a especulativo y que se reflejó en un nuevo golpe para la divisa carioca, que en la jornada se depreció casi 2 por ciento y que en el año acumula un declive de 44 por ciento, al pasar de 2.6576 a 3.8416 reales por dólar, no ha sido beneficioso para las exportaciones, porque la escasa oferta y la poca demanda minan los ingresos.

En el caso del café, las ventas al exterior por parte de Brasil sufrirán una contracción de 7.15 por ciento, a 33.33 millones de sacos de 60 kilogramos para el ciclo actual 2015-2016, a pesar de que incrementarán su producción en dicho periodo en 2.3 por ciento a 52.4 millones de sacos, según cifras de Bloomberg.

En dicho periodo sería la primera vez en cuatro años que el país sudamericano reduce sus exportaciones de café como consecuencia de la caída en la demanda mundial de commodities. Cabe destacar que China había incrementado la importación del grano brasileño en los tres años previos, y ahora las ha contraído.