Mercados

Expectativas sombrías
para la onza de oro

Las cotizaciones de la onza de oro continúan en franca espiral negativa en el mercado de Nueva York, penalizadas por un mayor apetito por el riesgo y una contracción en el interés por las coberturas de refugio.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
02 junio 2014 10:4
[Bloomberg] Cierra en 1,595.70 dólares la onza tras 5 meses consecutivos de descensos 

[Bloomberg] Cierra en 1,595.70 dólares la onza tras 5 meses consecutivos de descensos

CIUDAD DE MÉXICO.- En la sesión del viernes la onza troy de oro descendió por quinto día consecutivo para desplomarse a mínimos de 16 semanas, exhibiendo su peor caída en ocho meses para un periodo similar.

La disminución en las tensiones geopolíticas entre Rusia y Ucrania también ha moderado las coberturas o las compras de seguridad.

En el Commodity Exchange (Comex), el convenio del oro con liquidación en agosto descendió el viernes 0.9 por ciento para cerrar en mil 246 dólares la onza, después de caer a un mínimo intradía de mil 242.20 dólares, su menor cotización desde el 3 de febrero.

En la última semana, periodo en el que el índice Standard & Poors 500 estableció máximos históricos, el metal áureo experimentó una caída de 3.6 por ciento, su peor merma en un periodo similar desde el 13 de septiembre del año pasado.

La onza del metal dorado ha perdido alrededor de 10 por ciento desde mediados de marzo, cuando escaló hasta mil 396 dólares, su mejor cotización de seis meses, por las expectativas de una menor política expansiva por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Recordemos que el precio del la onza de oro se disparó hasta un récord de mil 923 dólares en septiembre de 2011, en el clímax de la política expansiva de la Fed; en 2013, la cotización del metal dorado se desplomó 28 por ciento, por el inicio de señales de un ajuste de la política del banco central de Estados Unidos.

En el corto plazo, la onza de oro podría estabilizarse alrededor de mil 250 dólares, con elevadas expectativas de profundizar su caída en el mediano plazo hacia mil 200 dólares.

Firmas de inversión, inclyendo a Goldman Sachs, no descartan que la cotización del metal dorado pueda cerrar el año debajo de los mil dólares.