Mercados

Escenario optimista de Pemex excede al de los analistas

La expectativa de recuperación de la mezcla de la petrolera mexicana es más alta que la presentada por los analistas consultados por Bloomberg para el WTI y el Brent.
Álvaro Montero
ME. Pemex: mucha tela de dónde cortar.

ME. Pemex: mucha tela de dónde cortar.

El optimismo de Petróleos Mexicanos con relación al precio de la mezcla local de crudo simplemente excede al de los analistas del sector energético global.

En el documento “Resultados preliminares al 31 de marzo de 2016”, la petrolera calcula que el precio de la mezcla pueda alcanzar los 65.47 dólares por barril al cierre del año, lo que significaría una ganancia de 123 por ciento respecto al precio de cierre el primer trimestre, el cual fue de 29.38 dólares.

Sin embargo, los sondeos levantados por Bloomberg entre analistas internacionales al 31 de marzo señalaban un precio máximo para el Brent de 76 dólares, lo que equivaldría, con el mismo ejercicio, registrar un aumento de 92 por ciento, desde su precio de cierre de marzo de 39.60 dólares.

En el caso del WTI, el precio llegaría a los 70 dólares, lo que significaría que al final del año tendría un incremento de sólo 83 por ciento. Esto en el marco de los más optimistas, como lo hizo Pemex en su informe.

En el documento de la empresa mexicana también existe el escenario pesimista, en el cual el precio no pasaría de los 30 dólares para cerrar 2016. En esa misma línea, los expertos consultados por Bloomberg, al cierre de marzo preveían que los precios del Brent y del WTI concluirían el año en 31 y 30 dólares, respectivamente.

Las previsiones que se efectuaron al término del tercer mes de 2016 contemplaban que el 17 de abril, en Doha, la junta de países productores de petróleo podría haber culminado en un acuerdo de congelamiento de la producción, hecho que podría ayudar a levantar los alicaídos precios en la expectativas de ese instante, sin embargo, la reunión no generó ningún pacto al ser boicoteada por las peticiones de Arabia Saudita.

En el último sondeo de Bloomberg, elaborado en la primera semana de mayo, los analistas redujeron sus estimaciones, pues prevén que el WTI podría llegar a un máximo de 60 dólares, lo que significaría avanzar 56 por ciento. En tanto, el Brent podría cerrar en un máximo de 62 dólares, un incremento parecido al de Nueva York, en ambos casos frente al cierre de marzo. Las medianas arrojadas en la encuesta apuntan a precios finales en el año de 46.52 y 47.22 dólares, para el WTI y el Brent, lo que significaría avances de sólo 21.34 y 19.24 por ciento, en el mismo orden.

Hasta el día de hoy, la mezcla mexicana registra una media de 28.73 dólares en lo que va de este año, casi cuatro dólares arriba de lo estimado por Pemex, que ha calculado en 25 dólares el promedio del precio para 2016.