Mercados

¿Es realmente tiempo de comprar commodities?

El mercado chino, medido por el índice de Shanghái, va 10 por ciento arriba de lo esperado. Entonces, ¿quiénes son los que han perdido este año? Los commodities.
Claudia Morales
12 agosto 2015 5:5
China

(AP)

Este año ha estado marcado por las noticias provenientes de China. Únicamente con leer los titulares, muchos podrían pensar que los retornos de este mercado serían totalmente negativos, pero no es así. De hecho, el mercado chino, medido por el índice de Shanghái, va 10 por ciento arriba de lo esperado. ¿Cree que esto es sorprendente? Entonces, ¿quiénes son los que han perdido este año?

La respuesta: los commodities. El precio del petróleo ha caído casi 10 por ciento, el platino 20 y el café cerca de 30 por ciento. El índice compuesto de Bloomberg está cerca de su nivel más bajo en 13 años. ¿Significa entonces que ya hay oportunidad de comprar activos con incrementos potenciales más interesantes que las acciones? Para contestar esta pregunta, es importante revisar tres factores principales.

El primero, la desaceleración mundial. En su último informe, el FMI redujo sus proyecciones de crecimiento global, lo cual se interpreta como una menor demanda. La caída del petróleo significaría un impulso para algunas economías, pero se vería opacado por los negativos efectos en la inversión energética.

El segundo, la expectativa de aumento de tasas por parte de la Fed. Aunque muchos ven que la inflación en Estados Unidos es baja para que se dé un retiro de estímulos, lo cierto es que la Fed estaría normalizando las tasas, en un principio, desde los niveles extremadamente bajos. Sin embargo, el efecto sobre los commodities no proviene de las tasas, sino de su consecuencia: la fortaleza del dólar.

Por último, para el caso particular del petróleo, la expectativa de un mayor exceso de oferta desde que se comenzó a discutir sobre el retiro de sanciones a Irán, junto con la decisión de que los productores del crudo no reduzcan su producción, mantienen los precios bastante presionados a la baja.

Ninguna de estas variables va a desaparecer en el corto plazo. Ante el escenario, parecen más atractivas las compañías que producen commodities que los commodities mismos, ya que muchas tienen precios que parecen incorporar un peor escenario que su subyacente. Por ejemplo, en el índice de Energía del S&P 500 hay caídas de valorizaciones medidas por su valor en libros de 40 por ciento.

Bajo este escenario es muy riesgoso comprar compañías productoras. Sin embargo, vale la pena no dejar de supervisarlas, ya que el mercado es muy dinámico e incorpora las malas noticias muy rápido, sin embargo las buenas también.