Mercados

En plena recuperación los metales no ferrosos; optimismo por el BCE

4.02 por ciento, es el repunte acumulado del cobre en cinco de las seis últimas sesiones; otros metales ferrosos también tienen incremento, la última sesión sirvió para una toma de dividendos.
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Montero
23 enero 2015 5:5
Cobre

(Foto: Bloomberg/Archivo)

La expectativa que generó el plan de estímulos financieros en la zona euro, también impactó en los mercados de metales.

Desde el preámbulo de la aprobación del QE europeo, los metales subieron sus precios.

Lo anterior, debido a que se vuelve un paliativo para la caída en la demanda mundial de estos productos, que tan solo una semana antes tocaron precios mínimos de 5 años y medio.

Metales como el cobre registró un mínimo de 5 años y medio, o el zinc y aluminio que cayeron a su menor nivel en ocho meses.

La semana anterior, el cobre se había desplomado a un mínimo de 5 mil 548 dólares por tonelada, el aluminio a mil 774, el zinc hasta 2 mil 35, el níquel a 14 mil 310 y el plomo a mil 768 dólares, todos en el mercado de metales de Londres.

En sólo 5 sesiones descontando la de ayer, el cobre repuntó 4.02 por ciento; por su parte el aluminio, zinc, níquel y plomo subieron 5.24, 5.16, 5.0 y 8.26 por ciento, respectivamente.

En la sesión del jueves cayeron moderadamente ante una toma de ganancias.

Por el momento el incentivo del BCE inyecta ánimos a los mercados de metales de uso industrial, ya que se interpreta como el inicio de un nuevo ciclo, algo que podría ser la réplica de lo que sucede en Estados Unidos, país que revivió industrias que con la adopción de programas de estímulos financiero, lo que incrementó la demanda de commodities.

Los operadores de commodities esperan que la medida tenga resultados similares de largo plazo en Europa.

Falta saber si el optimismo en este segmento se transfiere a otros en el mundo de los commodities, luego de un inicio de año negativo.