Mercados

El techo que la OPEP nunca respetó

El próximo encuentro en Doha, Qatar, el domingo 17 del mes en curso podría ser histórico, ya que países miembros y no de la OPEP se reunirán para alcanzar un acuerdo para "congelar" la producción de crudo, sin embargo...
Álvaro Montero
La estrategia petrolera de Arabia Saudita

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reúne en Viena en un clima de precios bajos e informes de desacuerdo entre los miembros del cartel. Algunos países quieren recortar la producción para elevar los precios, pero Arabia Saudita se resiste. La estrategia de Riad de mantener el nivel de producción para preservar su cuota de mercado ha funcionado hasta cierto punto, pero también ha afectado su economía y su moneda.

El posible acuerdo de “congelamiento” que los países de la OPEP buscan alcanzar este domingo no es el primer intento de fijar un tope a la producción. A principios de 2012, los miembros de la organismo internacional acordaron que el bombeo conjunto de los países que lo integran no podría superar los 30 millones de barriles diarios: el acuerdo nunca se respetó.

Tras los efectos de la crisis subprime que llevó a la Reserva Federal de Estados Unidos a inyectar liquidez a los mercados desencadenó una ola de consumo en el que el petróleo fue uno de los insumos favoritos para comprar.

Lo anterior provocó que los precios volvieran a revalorarse y superaran los 100 dólares -después de haber caído cerca de los 30 dólares- y que los productores bombearan más crudo.

Como una forma de mantener una estabilidad en los precios, la OPEP fijó el tope que sólo se ha cumplido en cuatro de los 51 meses en el que ha estado vigente.

En promedio, durante 2012, el organismo internacional bombeó 31.6 millones de barriles diarios y su promedio anual más bajo lo alcanzó en 2014, con 30.3 millones.

En lo que va de 2016, la producción promedio es de 33.1 millones de barriles diarios, de acuerdo con cifras de Bloomberg.

Ahora queda la duda de que el acuerdo que se suscriba sea respetado.