Mercados

¿Cuánto crudo consumió China el año pasado?

A pesar de haber reportado el PIB más bajo de los últimos 25 años, el consumo de energía de la segunda economía más grande del planeta requirió de un volumen considerable de petróleo.
Álvaro Montero
[El crudo West Texas Intermediate (WTI)  se cotizaba en su apertura en 94.44 dólares por barril. / Bloomberg] 

[El crudo West Texas Intermediate (WTI)  se cotizaba en su apertura en 94.44 dólares por barril. / Bloomberg]

China durante 2015 consumió más petróleo que nunca, o al menos así lo señalan las cifras proporcionadas por la Agencia Internacional de Enrgía (AIE), con un volumen de 11.18 millones de barriles diarios (mbd), cifra que aumentó en 3.04 por ciento, desde los 10.85 mbd que se registraron en 2014.

Respiro momentáneo en los mercados petroleros

La noticia de un mayor consumo de crudo, a pesar de la cifra de crecimiento económico de 6.9 por ciento, la más baja en 25 años, junto con el anunció de inyección de liquidez del Gobierno chino como medida para estimular a los mercados financieros de la segunda mayor economía del planeta fue la nota que animó a las cotizaciones en Asia y al crudo europeo, el Brent, en la sesión de ayer con ganancias de 1.5 por ciento en promedio.


Pero los números no mienten, sí, China consumió más que en su historia, pero este dato junto con todo el consumo del mundo asciende a 94.3 millones de barriles, mientras la producción está sobrada con 1.4 millones, esto, conforme a cifras del FMI y del Grupo de Inteligencia de Energía. Es decir que, China con este avance en su consumo redujo la brecha superavitaria en 330 mil barriles por día.

Para China de los 11.2 mbd que consume, según las cifras de la Agencia Internacional de Energía, cuatro los produce internamente, por lo que depende de alrededor de 7 mbd para hacer que funcione su maquinaria.

China y Estados Unidos

Entre estos dos actores (China y Estados Unidos) requieren una tercera parte de la producción mundial, por lo que cualquier problema en su crecimiento económico por ahora se trasladará al precio del petróleo, como lo vivido en las primeras dos semanas del año cuando se comenzó a descontar que China crecería a su menor ritmo en un cuarto de siglo.

Se les señala exclusivamente a estos dos países, porque a parte de su consumo, son los que más aportan al PIB mundial y en esa proporción se espera que también requieran más energía para operar y que caminen sus economías empujando al resto del planeta.

Sin embargo, un menor ritmo de crecimiento y del consumo global, desató una guerra de precios en busca de conservar las cuotas de mercado y, ahora la apabullante fortaleza del dólar tienen a los precios con un pie en el cuello por debajo de los 30 dólares, después de haber alcanzado los cuernos de la luna sobre los 140 dólares.