Mercados

Crudo, sin restricción; EU exportaría su petróleo

El hecho de que el mercado se le pueda abrir a Estados Unidos le implicaría poder producir más y reducir los costos que hoy son de alrededor de 36 dólares por barril.
Álvaro Montero
Industria petrolera

Logo de Chevron. (Reuters)

La entrada de un nuevo competidor al mercado internacional para los consumidores de energía no sería algo que debiera rechazarse, pero el hecho de que este ingreso signifique que habrá más petróleo disponible, llevará a los precios a hundirse más.

La prohibición que desde 1975 impedía que Estados Unidos pudiera exportar crudo fue extinta el viernes por la Cámara de Representantes de ese país, lo que implica que, de ser firmado por el presidente Barak Obama, los productores ya podrían colocar su petróleo en el mercado internacional.

De pasar el filtro presidencial, cuyo plazo vence el 22 de diciembre, los productores estadounidenses competirían con la OPEP, pues al vender y producir un mayor volumen harían que el costo de producción del barril de petróleo -que algunas consultoras lo ubican en alrededor de 36 dólares para ese país-, se redujera.

Un menor costo de producción sólo beneficiaría a productores estadounidense y de Medio Oriente que prácticamente sacarían de la jugada a los productores que mantendrían el costo y en otros casos se incrementaría, esto debido a que no tienen oportunidad de producir más como lo hace Estados Unidos, Rusia o países de Medio Oriente.

De levantarse el veto a Estados Unidos, pues países como México, en donde el costo de producción se estima en los 23 dólares, contarían con un menor margen de maniobra y un abaratamiento mayor del crudo implicaría pérdidas por lo acotado de su producción.

Produccion y reservas, anclas para los petroprecios

En la semana concluida el 18 de diciembre, los precios del petróleo de Estados Unidos, Reino Unido y México se ubicaron de nuevo en niveles mínimos de los últimos siete años, mientras que los asiáticos se desplomaron a mínimos de 11 años, al igual que la canasta de la OPEP, que se encuentra en 31.49 dólares el tonel.

Cifras del Grupo de Inteligencia de Energía muestran que la producción global alcanzó los 96 millones de barriles de petróleo diariamente, contra los 94 millones diarios que se consumen, aunque los 2 millones de sobreproducción sí se están comprando y almacenando.

Los inventarios globales están en su punto cúspide con 3 mil millones de barriles conforme a cifras de la OCDE y del Departamento de Energía norteamericano.

Estados Unidos ha elevado sus inventarios a máximos históricos de 491 millones, mientras que en Europa se ubican en en el mayor nivel desde 2009, con más de 500 mil barriles.

En Asia, también se registra un nivel histórico de mil millones.
Por ahora, los precios no resisten la presión de las reservas e inventarios.

Si el consumo mundial es de 94 millones de barriles diarios, tomaría 32 días acabarse las existencias globales, siempre y cuando ya no entrara ni un sólo barril a los depósitos.