Mercados

Mezcla mexicana retrocede, pero no pierde el piso de 44 dpb

El precio de la mezcla de exportación de Pemex ligó siete sesiones arriba de los 44 dólares por barril, su mejor momento en 17 meses.
Álvaro Montero
[Bloomberg] Sería la tercera vez que Pemex halla crudo ligero en perforaciones en aguas profundas. 

[Bloomberg] Sería la tercera vez que Pemex halla crudo ligero en perforaciones en aguas profundas.

El crudo de exportación de Pemex retrocedió este lunes 14 centavos, equivalentes a 0.31 por ciento, no obstante, el precio ligó la séptima jornada arriba de los 44 dólares, el mejor momento desde julio de 2015, aunque es ese entonces, los precios venían en picada, y ahora, es el caso contrario.

La caída del precio de la mezcla de petróleo fue una consecuencia del repunte del dólar, en un índice que lo mide contra una canasta de seis divisas referenciales, que obligó a un cierre mixto en las cotizaciones en los mercados de futuros.


El West Texas Intermediate logró terminar con un avance, a pesar de que el dólar se fortaleció en la sesión 0.17 por ciento, el precio del crudo se comportó defensivo. Al cierre avanzó 22 centavos, o 0.42 por ciento, a los 52.12 dólares por barril.

En contraflujo, el Brent, negociado en la plaza de Londres, terminó con una caída de 29 centavos o 0.53 por ciento a los 54.92 dólares.

Los precios del petróleo terminaron con cierres mixtos en la primera jornada de la semana, con un dólar que titubeó y mantuvo a las cotizaciones con ganancias superiores al 1 por ciento, pero al final, el billete verde logró marcar un nuevo máximo de los últimos 14 años, en un índice que lo enfrenta contra el euro, yen, corona sueca, franco suizo, libra esterlina y el dólar canadiense.

En su mejor momento
La mezcla de Pemex en lo que va de diciembre no ha descendido de los 40 dólares, y hasta la sesión de este lunes liga 14 cierres sobre ese soporte. En este mes, el energético alcanza un promedio de 44.40 dólares, superior a los 30 dólares que registraba hace un año.

Un precio más alto para el producto mexicano, le da mayor posibilidad a la petrolera de reanudar a los proyectos que fueron parados por la caída de los petroprecios.