Mercados

Crudo gana terreno, pero falla con los $60

La reducción de la producción de la OPEP y Rusia, los conflictos en Medio Oriente y una demanda vigorosa podrán llevar el precio del petróleo a una nueva marca, que podrá sera su límite de corto plazo.
Bloomberg News
petróleo

petróleo (Bloomberg)

Quienes tienen una posición alcista respecto del petróleo han vuelto a tener las riendas del mercado con un barril a 60 dólares a la vista, pero podría ser un camino de corta duración.

La OPEP y Rusia están reduciendo la producción más que nunca, la demanda está sorprendentemente fuerte y la amenaza de una interrupción en Oriente Medio nuevamente asoma en el horizonte.

Los precios mundiales han registrado un salto de más de 20 por ciento desde junio, mientras que el Brent alcanzó el lunes su nivel más alto en dos años.

Sin embargo, el nivel de los 60 dólares probablemente sea más un límite que una plataforma de lanzamiento.

“mercados”


El aumento de los ingresos podría debilitar el compromiso de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) con su acuerdo de oferta que, según muchas proyecciones debería prorrogarse. La producción estadounidense de petróleo shale ya está creciendo rápidamente y los precios más altos podrían impulsar un aumento de la explotación.

“El barril de Brent podría superar los 60 dólares en el cuarto trimestre”, pero eso podría no ser sostenible, dijo Giovanni Staunovo, analista de materias primas de UBS Group. “Transmitiría el mensaje equivocado a la producción de shale estadounidense de mantenerse tan alto: perforen y produzcan más”.

Sin embargo, después de años de un panorama sombrío, el estado de ánimo en el mercado petrolero está cambiando.

En la Conferencia Anual de Petróleo del Asia-Pacífico en Singapur, el humor en los cócteles de esta semana sin duda fue más optimista. El consenso era que la demanda crecerá en 1.7 millones a 1.8 millones de barriles diarios este año, 400 mil a 500 mil más de lo previsto a comienzos de año.

“Esta alza tiene una base mucho más fundamental que las que vimos de marzo a abril y durante mayo”, dijo telefónicamente Torbjorn Kjus, analista jefe de petróleo de DNB Bank en Oslo. “Las existencias se están reduciendo” y los altos márgenes de refinación indican que la demanda es vigorosa.