Mercados

Crudo mexicano sube 1.18%, a contraflujo de NY y Londres

El precio de la mezcla de Pemex ligó la segunda jornada de ganancias, a pesar de las caídas que se observaron en los crudos de Nueva York y Londres.
Álvaro Montero
Buque petrolero en las costas de California. (Foto: Bloomberg)

Buque petrolero en las costas de California. (Foto: Bloomberg)

El precio de la mezcla mexicana de exportación tuvo un nuevo avance en su precio, tras el repunte del martes de 4.87 por ciento. En la sesión, el precio establecido por Pemex ascendió a 37.66 dólares por barril, un incremento de 1.18 por ciento, o 44 centavos.

El avance del precio se dio, a pesar de las caídas que se registraron en Nueva York y Londres, por la ganancia que tuvo el precio del crudo Tapis, referente de Singapur y variable para el cálculo de la mezcla de Pemex, a lo que se añadió un comportamiento defensivo del peso contra el dólar. El Tapis, así como el resto de los crudos en Asia, lograron un avance de más de 3 por ciento.

El crudo mexicano con el avance de este martes logra un promedio en el año de 35.03 dólares, el más alto hasta el momento, lo que prevé que si hoy se pagaran las coberturas petroleras, se recibiría alrededor de 13.97 dólares por barril vendido durante lo que va de 2016. Las primas de protección fueron contratadas sobre un precio de los 49 dólares, aunque en la Ley de Ingresos de este año se contempló un precio promedio de 50 dólares, el dólar faltante provendrá de un fondo federal del gobierno.

La jornada…
Este miércoles fue una sesión volátil para los precios de los crudos, después de que ayer lograran registrar un avance de casi 6 por ciento y para la mezcla de casi 5 por ciento. Durante la jornada los precios llegaron a subir más de 1 por ciento, cuando se conocieron los inventarios, pero también llegaron a caer hasta 1.66 por ciento.

Las causas del descenso fueron toma de ganancias y la poca ayuda de los datos semanales del Departamento de Energía de Estados Unidos que presentaron un saldo mayormente desfavorable, provocando que las cotizaciones cedieran.

Las existencias de crudo se dispararon 5.2 millones de barriles en la semana al 11 de noviembre, cuando lo estimado en una encuesta de Bloomberg eran 678 mil barriles. Además, los depósitos de gasolina y destilados subieron contrariamente a la caída que la encuesta preveía.

Aunque hubo datos favorables en el informe, no fueron suficientes para que los precios terminaran ganando. La producción cayó en 11 mil barriles por día, las importaciones aumentaron en 13.18 por ciento y el porcentaje de la capacidad de utilización de las refinerías subió a 89.20 por ciento, el nivel más alto en las últimas siete semanas.

Al final de la rueda, los importes redujeron las pérdidas. El WTI descendió 0.52 por ciento a 45.57 dólares por barril, en tanto, el precio del Brent se contrajo 0.68 por ciento a los 46.63 dólares.
Los precios pudieron haberse ido más al fondo, pero la expectativa de un nuevo encuentro entre la OPEP y Rusia para este jueves o viernes, en Doha, a la que no incluirían a Iraq e Irán, fue la razón para no caer más.

El martes cuando se registró el repunte de los precios, fue provocado por una reunión a puerta cerrada del grupo con Rusia.

Ahora, para esta ocasión, el que no se incluya a Irán e Iraq en este encuentro, da aliento al mercado, porque Rusia y Arabia Saudita son los promotores de un congelamiento y recorte en la producción global, mientras que los primeros desean ser exentos y esto pudiera ser el principal obstáculo a vencer por la posición de Saudí Arabia.

Sin embargo, el optimismo parece que se contagia. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que los países productores de crudo de la OPEP están listos para lograr un acuerdo "contundente" para reducir bombeo.

Ahora, se deberá esperar alguna noticia mañana o el viernes desde Qatar, que nos indique los avances que pudieran dar luz al encuentro que se sostendrá en dos semanas en Viena, o que pueda crear mayor incertidumbre en el mercado.