Mercados

Combustibles alternos ganan presencia

El etanol es una alternativa a los combustibles fósiles, sin embargo, el nivel de producción dista mucho de lo que realmente sería la demanda mundial para reemplazar al petróleo.
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Montero
15 octubre 2014 5:10
Producción de etanol en laboratorio (Bloomberg)

Producción de etanol en laboratorio (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los combustibles alternos también generan presión de baja al precio de los crudos fósiles. Como ejemplo, se puede observar el precio del etanol, obtenido a base de productos agrícolas, mismo que va en declive.

Tan sólo en este año hasta el último día de agosto, la cotización de etanol en el mercado internacional se mantenía en un promedio de 2.20 dólares el galón, mientras que la gasolina, el commodity comparativo, se cotizó en una media de 2.87 dólares durante el mismo periodo.

Para septiembre, el valor de los combustibles cayó con mayor fuerza: la gasolina bajó 7 por ciento, de 2.787 dólares el galón a 2.587 unidades, mientras que el etanol se precipitó 27.7 por ciento, al pasar de 2.20 a 1.59 dólares el galón, ante un máximo en su producción y una oferta mayor de granos en el mundo.

Los combustibles y energías alternas que se han incorporado al consumo mundial, junto con los sólidos suministros de los productores de petróleo, que cada vez se incrementan más, además de un clima más cálido, han provocado que los precios se precipiten este año.

Según cifras de la consultora F.O. Licht -la principal consultora de materias primas agrícolas-, las estimaciones de producción de etanol para 2014 prácticamente llegarán al máximo registro con 101.8 millones de litros.

Antes de 2004 apenas se producían 40 mil 196 litros anuales, es decir, la generación de etanol se disparó 253 mil 286 por ciento, en una década.

La consultora también prevé que para 2015 haya un ajuste desde su máxima producción en este año a 74.7 millones de litros, en línea con las estimaciones del Departamento de Agricultura en relación a la producción de granos que también espera un declive en el sector agrícola para el mismo lapso.

El etanol está más ligado a la producción agrícola, que a la demanda de combustibles, ya que entre mayor oferta de granos para su elaboración, el precio tenderá a bajar más allá que los combustibles fósiles, como en este contexto, que se conjugó la mayor caída de precios agrícolas en los últimos 5 años junto con la menor demanda de combustibles en el mundo, para que el precio esté en mínimos de 4 años.