Mercados

Brújula averiada en los petroprecios; la mezcla mexicana cae a 46.27 dls.

Sin dirección se encuentran los crudos a escala global, no existe en este momento un indicativo que pueda revertir las caídas, por ahora, sólo un recorte o un incremento en la demanda por el frío podrían paliar el amargo momento.
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Montero
31 diciembre 2014 5:5
   [El convenio más activo del crudo WTI con liquidación en marzo aumentó 1.69 dólares a 97.41 dólares por barril./Reuters] 

[El convenio más activo del crudo WTI con liquidación en marzo aumentó 1.69 dólares a 97.41 dólares por barril./Reuters]

CIUDAD DE MÉXICO.- La mezcla mexicana de exportación rompió los 47 dólares, a pesar de que el WTI cerró con leve ganancia, pero los crudos asiáticos y el Brent terminaron a la baja, lo que justificó la caída de petróleo de nuestro país.

La canasta de tres crudos, Istmo, Maya y Olmeca de Pemex, registró una baja de 77 centavos, o 1.64 por ciento, a 46.27 dólares el barril, nivel sólo comparable con los 46.47 dólares del 27 de abril de 2009.

En Nueva York el precio del barril recuperó un ligero 0.52 por ciento, a 53.62 dólares, mientras en el mercado de Londres, el Brent con 0.52 por ciento, pero a la baja, y terminó en 57.58 dólares, mientras que la canasta de crudos de la zona Asia-Pacífico terminó con declive de 3.79 por ciento, a 58.70 dólares.

No hay un piso definido para el precio del petróleo, las cotizaciones con referencia a enero de 2016 para el WTI no marcan tendencia alcista, de hecho se mantiene rozando los 60 dólares, un indicativo de que no existe aún una dirección a la cual ir; por lo general, un precio futuro aunque no es efectivo para determinada fechada, sí da cierto panorama de lo que se espera.

Los precios de los futuros están lejos de los estimados para el petróleo en 2015; algunas consultoras como Barclays lo han ubicado cerca de los 80 dólares para el Brent, cuando el contrato de enero de 2016 para ese crudo presenta un precio de 66 dólares, es decir, 17 por ciento menos que la previsión, lo que podría interpretarse como que, a pesar de que las consultoras estiman precios mayores respecto a lo que sucede actualmente, el mercado señala a otra dirección.

Incluso, el escenario más alentador para los productores no se puede vislumbrar de forma nítida con las actuales variables, las cuales denotan producción excesiva, baja demanda de Asia y Europa, que están inmersas en problemas de desaceleración, y las posiciones de Estados Unidos y Arabia Saudita de no reducir el bombeo para 2015.