Mercados

Ayer, ¿qué golpeó a la mezcla de Pemex?

Un nuevo revés para el crudo mexicano con el que ligó la octava sesión a la baja y descendió a un nuevo mínimo en el rango de los 12 años.
Álvaro Montero
[Bloomberg] El petróleo crudo es la principal materia prima que Pekín suministra a Corea del Norte. 

[Bloomberg] El petróleo crudo es la principal materia prima que Pekín suministra a Corea del Norte.

Una tendencia mixta en el cierre de los crudos a escala internacional llevaron a la mezcla mexicana a prolongar su peor inicio de año desde que hay registro, tras ligar ocho días de caídas y ubicarse en 21.38 dólares por barril.

La combinación de factores con la que se calcula el precio promedio del barril de Pemex no fue favorable, con un descenso en el Brent de 1.78 por ciento y de 3.27 por ciento en el crudo de Singapur, el Tapis. El West Texas Intermediate (WTI) apenas se defendió con un avance de 0.13 por ciento.

El WTI y el Brent cerraron en 30.48 y 30.31 dólares, respectivamente.
Además, el tipo de cambio alcanzó los 17.95 unidades frente al dólar durante la sesión, lo que también generó presión sobre el crudo nacional.

Fuera de horario oficial, los precios en el mercado de futuros registraban un comportamiento ganador, pues recibieron un impulso del resultado sorpresivo de la balanza comercial de China, que mejoró en diciembre respecto a noviembre y también respecto a las desfavorables estimaciones de los analistas, que preveían que las exportaciones e importaciones se hubieran contraído con fuerza.

Las noticias del país asiático provocaron ganancias en las cotizaciones de hasta 4 por ciento, previo a la apertura oficial, sin embargo, tras la publicación de los inventarios por parte del Departamento de Energía de Estados Unidos, que no fueron beneficiosos para el mercado, los precios se fueron a terreno negativo.

La caída del petróleo también impactó en el mercado accionario, pues el índice S&P 500 Energy, que agrupa a las emisoras del sector energético, se contrajo 1.78 por ciento.

INVENTARIOS EJERCEN PRESIÓN

El Departamento de Energía estadounidense divulgó las cifras semanales de existencias con resultados mixtos respecto a las previsiones.

Los depósitos de gasolina crecieron 8.4 millones de barriles, una cifra muy superior a los 2.08 millones anticipados por una encuesta realizada por Bloomberg. Con ese incremento, las existencias llegaron a su mayor nivel en casi 11 meses.

Por otro lado, los inventarios de petróleo crecieron menos que lo anticipado. La previsión era un fuerte incremento de 2.02 millones de barriles, mientras que el dato publicado fue una subida de 234 mil.
Además, se sumó una nueva caída en la utilización de refinación estadounidense de 1.30 por ciento, más profunda que la baja de 0.75 por ciento estimada.

Dichos factores señalan un menor consumo doméstico en el mayor usuario de combustibles del planeta.

A todo ello se se sumó un incremento a 9.23 millones de barriles por día en la producción de crudo en esa nación, el mayor bombeo en más de cuatro meses.