Mercados

Agrícolas, sin incentivos
para subir en el corto plazo

Según cifras de Bloomberg, el consumo global estimado de trigo será de 380.4 millones de toneladas durante el presente año. Sin embargo, la producción es mayor y dicho factor mantiene bajos los precios del cereal.
Álvaro Montero
Campo de trigo

(Bloomberg)

Con el pie izquierdo comenzaron la primera semana de marzo los productos agrícolas cotizados en los mercados internacionales.

La fuerza del dólar se ha vuelto un dolor de cabeza para los commodities en general, además de los pronósticos de un bajo consumo para 2015 y 2016.

Asimismo, pese a que ha resultado frenada, la tendencia de la producción se mantiene alta.

Como una muestra de lo que se prevé, según números de Bloomberg, en referencia al maíz, uno de los granos de mayor consumo en el mundo; en este contexto, los stocks tendrían un aumento de 17.36 por ciento para el periodo 2014-2015, al pasar de 447 millones de toneladas en el mundo a 525 millones. Lo anterior se interpreta como un menor consumo, a lo que debe agregarse que la producción casi se mantendrá estable en 781 millones de toneladas, desde un previo en el ciclo 2013-2014 de 780 millones.

Otro de los cereales de alta demanda, el trigo, también presenta números similares.

Las cifras indican en este caso un leve aumento en su producción, de 0.20 por ciento, al pasar de 458.9 a 459.8 millones de toneladas; mientras tanto el consumo crecerá 0.85 por ciento aunque los números en éste rubro se encuentren alejados de lo que se produce.

Para el ciclo 2014-2015 el consumo ascenderá a 380.4,millones de toneladas desde las 377.2 millones registradas en el ciclo previo, muy por debajo de los niveles de producción mundial.

Estos hechos son un claro ejemplo de que a pesar de los esfuerzos por frenar la producción mundial en aras de mejorar los precios al productor, los resultados no fueron favorables debido a un dólar más fuerte, factor que se presentó inesperadamente en los mercados.

Por ahora, el precio del maíz no puede despegar, se colocó en 3.7925 dólares el bushel, una baja en la semana de 1.37 por ciento.

Hace un año, el grano se negociaba en 4.8575 dólares, es decir, hay una caída de 22 por ciento desde ese punto hasta hoy.

En la semana el precio del trigo terminó con un fuerte descalabro de 6.14 por ciento, para cerrar en 4.8575 dólares el bushel y registrar un desplome de 24.28 por ciento respecto a la cotización reportada 12 meses atrás , cuando se colocó en 6.4150 dólares.

En este momento, el precio del trigo se encuentra muy cerca del nivel registrado en septiembre del año pasado cuando alcanzó una cotización de 4.74 dólares el bushel, lo que le representó haber retrocedido a un mínimo no visto en poco más de 4 años.