Mercados


Commerzbank aplica tasas de interés negativas a grandes inversores; acción cae 0.68%

Los bancos que se deciden a dar este paso suelen tener un fondo de previsión y están preparados para el caso de que los clientes afectados puedan retirar su dinero de los mismos o que decidan comprar nuevas acciones.
Agencias
20 noviembre 2014 9:8 Última actualización 20 noviembre 2014 12:25
Commerzbank

Commerzbank. (Bloomberg)

Berlín, Alemania.- El Commerzbank, el segundo mayor banco de Alemania, se convirtió este jueves en la primera gran institución bancaria en introducir tasas de interés negativas para los depósitos de sus clientes, en una reacción a la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), que comenzó a cobrar a los bancos un 0.2 por ciento por sus depósitos para estimular la circulación de liquidez y el crédito.

La medida, que se limitará a grandes inversores y no afectará a clientes privados y de clase media, supone un importante giro en el sector bancario alemán.

De esta forma el dinero de los grandes inversores no sólo no aumentará ya de valor, sino que mermará.

El Commerzbank, semiestatalizado desde la crisis financiera, aplicará esa tasa negativa “a determinadas grandes empresas con un patrimonio muy elevado y a grandes consorcios e inversores institucionales”, explicó un portavoz del banco confirmando así una información publicada antes por Wall Street Journal Detuschland.

“Para clientes privados, empresarios y empresas medianas no está previsto introducir el interés negativo”, aseguró.

Por el momento no hay una tasa fija que el banco cobrará a sus clientes, sino que éste quiere acordar con ellos en negociaciones individuales la cuantía exacta.

Pero lo que parece una concesión del banco podría ser también entendido como un estímulo para reestructurar activos de gran cuantía y convertirlos, por ejemplo, en inversiones directas, según el diario Handelsblatt.

El banco alemán Skatbank, una filial de un pequeño banco, ya había desatado la alarma al anunciar que trasladaría esos intereses negativos a sus clientes a partir de noviembre.

El banco aplicó una tasa negativa del -0.25 por ciento a las cuentas corrientes a partir de 500 mil euros y a otro tipo de activos a partir de dos millones de euros.

El Deutsche Bank tampoco descartó este tipo de medidas. “Cada banco debe decidir el tema de forma individual”, dijo el copresidente del banco, Jürgen Fitschen, que también preside la unión de bancos alemanes.

Alemania no es una excepción, en otros países grandes institutos financieros ya han anunciado que estudiarán la posibilidad de introducir una tasa de interés similar.

Recientemente el banco privado DZ de Luxemburgo anunció una tasa del -0.25 por ciento para los clientes con fondos de inversión, justificándola por la tasa impuesta por el BCE.

Las acciones de Commerzbank redujo las pérdidas al cierre de sesión a un 0.68 por ciento ( 11.67 euros) desde el 1.49 por ciento que perdió en las operaciones de media sesión en el índice DAX-30 de la bolsa Alemana que logró una avance del 0.12 por ciento.

(Con información de Notimex y Bloomberg)