Mercados

Cobre y plomo los mayores ganadores en semana de volatilidad 

Las expectativas de que la economía china se encuentre en recuperación, la debilidad del dólar y los precios del petróleo, fueron elementos que influyeron en el comportamiento de las materias primas. La tonelada de cobre cerró la semana con una ganancia de 2.0 por ciento.
Redacción
11 diciembre 2015 14:15 Última actualización 11 diciembre 2015 15:3
Cobre

[El nuevo presidente ejecutivo de la LME podría ayudar a The Hong Kong Stock Exchange/Bloomberg]

LONDRES.- El cobre y el plomo fueron los mayores ganadores en una semana en que las expectativas de recuperación de la economía de China, el comportamiento de los precios del petróleo y un dólar volátil, definieron la tendencia de los metales industriales.

De hecho, el cobre avanzó en la última sesión hacia un máximo de dos semanas, ya que los inversores cerraron posiciones cortas ante una renovada debilidad del dólar y después de que la Oficina Nacional de Estadísticas de China aseguró que la economía del país está mostrando las primeras señales de recuperación.

Así, en la Bolsa de Metales de Londres (LME) la tonelada de cobre para entrega a tres meses cerró con un alza de 2.5 por ciento, para llegar a los cuatro mil 703 dólares, nivel que también le permitió arrojar un balance positivo de dos por ciento en comparación con su nivel de siete días antes y de esta forma mantenerse al alza por segunda semana consecutiva.

Por su parte, el plomo subió 1.1 por ciento, para llegar a los mil 726 dólares la tonelada, su nivel más alto en un mes y medio. Con la ganancia de este día, el metal registró un aumento semanal de 2.4 por ciento.

Entre otros metales industriales, el aluminio finalizó operaciones en un nivel de mil 482 dólares por tonelada y perdió en la semana 2.1 por ciento, en tanto que el zinc terminó en mil 551.5 dólares, para una mínima reducción de 0.03 por ciento frente a su nivel previo de siete .

Otro elemento que influyó en la recuperación de algunos metales fue la menor fortaleza del dólar frente a las principales divisas y es que si bien ya se descontó un escenario de alza de tasas de la Fed para la siguiente semana, la moneda estadounidense fue debilitada a la tendencia de los precios del petróleo y es que mayores bajas en los energéticos amenazan con reducir aún más la rentabilidad de las petroleras y difícilmente se podrá cumplir las expectativas de la Fed de un repunte de la inflación en el mediano plazo.