Mercados

Cobre cierra noviembre con caída de 10.5%

La mayoría de los metales básico terminaron el mes a la baja y es que la fortaleza del dólar y el comportamiento de la demanda de los mayores consumidores del mundo, principalmente China, mantuvieron vigente la tendencia bajista de los commodities.
Reuters
30 noviembre 2015 15:25 Última actualización 30 noviembre 2015 15:35
[La producción de cobre cayó 6.8 por ciento en noviembre. / Bloomberg / Archivo] 

[La producción de cobre cayó 6.8 por ciento en noviembre. / Bloomberg / Archivo]

LONDRES.- Los precios del cobre registraron un modesto avance en el último día de operaciones de noviembre; sin embargo, este aumento fue insuficiente si tomamos en cuenta que durante el mes la fortaleza del dólar y la debilidad en la demanda de los mayores consumidores tiraron la cotización del metal rojo 10.5 por ciento en el mes, su mayor caída desde enero de este año.

Al cierre de las operaciones, el cobre a tres meses en el LME avanzó 0.3 por ciento para finalizar el mes en cuatro mil 586 dólares la tonelada, una mínima ganancia si se compara con la caída de 1.4 por ciento del pasado fin de semana.

Los precios del cobre, que llegaron a tocar los cuatro mil 443.5 dólares la tonelada su menor nivel en seis años y medio, finalizaron noviembre con una caída del 10.5 por ciento, el mayor descenso mensual desde enero.

Por su parte el aluminio terminó las operaciones en los mil 446 dólares la tonelada y reportó una caída mensual de 3.08 por ciento, en tanto que el plomo tuvo un último hecho de mil 645 dólares y retrocedió 3.12 en comparación con su cierre de octubre, finalmente el estaño tuvo una ganancia de 1.51 por ciento en el mes y quedó este lunes en los 15 mil 50 dólares la tonelada.

La moderada ganancia del cobre fue apoyada por un acuerdo entre los nueve mayores productores de cobre de China los cuales anunciaron un plan inicial para reducir la producción de metal refinado en más de 200 mil toneladas para 2016, luego de medidas anunciadas previamente en los mercados locales de zinc y níquel.

Sin embargo, muchos inversores son escépticos de que estos recortes en la producción sean implementados, dada la pasada tendencia de China a mantener abiertas las operaciones que generan pérdidas a fin de preservar empleos.

Otro factor que pesó sobre los metales básicos fue el alza del índice dólar, que alcanzó un máximo de ocho meses y medio, impulsado por un escenario en el que los dos mayores bancos centrales del mundo tomen decisiones contrarias dentro de poco.

Por un lado se espera que el Banco Central Europeo (BCE) expanda aún más su política monetaria el próximo jueves; por el otro lado se prevé que un positivo reporte de empleo en los Estados Unidos -que se divulgará el viernes - termine por sellar un escenario favorable para el alza de tasas de interés la Reserva Federal.