Mercados

Por qué el bitcoin superó a todas las otras monedas en 2016 

Desde el inicio de 2016 el bitcoin se disparó 79 por ciento a 778 dólares, su más alto nivel desde comienzos de 2014. Aquí te presentamos cinco de las principales razones del resurgimiento de esta moneda digital.
Bloomberg
16 diciembre 2016 11:6 Última actualización 30 diciembre 2016 17:8
Etiquetas
bitcoin

(Bloomberg)

Bitcoin, esa nebulosa moneda digital que se negocia en el ciberespacio y es “minada” por computadoras que descifran códigos, emergió este año como una mejor apuesta que las monedas, índices bursátiles y contratos de materias primas importantes.

La moneda electrónica que se negocia y es regulada como el petróleo y el oro, se disparó 79 por ciento desde el inicio de 2016 a 778 dólares, su más alto nivel desde comienzos de 2014. Eso es cuatro veces el avance registrado por el rublo de Rusia y el real de Brasil.

Después de su creación en 2008, los entusiastas elogiaron al bitcoin como el nuevo grande en los mercados de divisas, una obvia evolución monetaria en un mundo crecientemente digital. Pero para 2014, su valor se había derrumbado 58 por ciento conforme los Gobiernos limitaban su uso y una bolsa importante perdió fondos de titulares de cuentas.

Hay una cantidad de razones para que esta moneda esquiva haya vuelto ahora, desde los controles de capital en lugares como China a los rumores de aislacionismo en el Reino Unido y Estados Unidos.

“El bitcoin se ha recuperado por sí solo”, dice Tim Draper, un capitalista de riesgo que ha comprado miles de bitcoins a lo largo de años. “Los consumidores empiezan a usar el bitcoin, y si la gente tiene cualquier preocupación sobre su propia moneda de confianza –la rupia, por ejemplo–, huye al bitcoin como moneda alternativa”.

Las siguientes son las cinco principales razones del resurgimiento estelar del bitcoin este año:

1
 

 

bitcoin


1. Controles de capital: las restricciones globales a las monedas soberanas juegan un importante papel en la mayor demanda de bitcoins. El Gobierno chino, por ejemplo, les tornó más difícil a las personas mover la moneda del país y gastarla en el extranjero, lo que acorraló la liquidez. Eso volvió más atractivo al bitcoin, que no es controlado por ningún Gobierno o banco central.

2. La perspectiva de una reducción de las remesas: las políticas aislacionistas de algunos Gobiernos, destinadas a restringir las remesas, también empujan a la gente a recurrir a bitcoins.

3. La desaceleración de la oferta: la explosión de la oferta de bitcoins está cediendo porque los llamados mineros obtienen menos monedas electrónicas a cambio de permitir que la red use su poder informático. Los pagos a dueños de computadoras que verifican las transacciones con bitcoins y las registran en un libro de cuentas público conocido como blockchain cayó a la mitad a mediados de año.

4. Mayor aceptación: más consumidores están usando bitcoins y más compañías los aceptan como medio de pago. El uso de bitcoins por parte de inversores y compradores online está creciendo y se añadieron más de 1.1 millones de cuentas conocidas como billeteras en el tercer trimestre, dice CoinDesk.

5. Medidas más estrictas contra la corrupción y el terrorismo: India y Venezuela prohibieron sus billetes de más alta denominación para que resultara más difícil pagar sobornos y comprar contrabando con efectivo. Eso aumentó la demanda de las personas que quieren recibir y enviar efectivo sin toda esa supervisión.

La criptomoneda es uno de los activos con el mayor rendimiento en 2016, superando al petróleo e índices