Mercados

China sorprende a mercados; baja tasa de interés en 40 puntos

Analistas esperaban que el banco central no redujera las tasas de interés por ahora. El banco había optado por medidas como el gasto fiscal, mientras intenta además equilibrar la necesidad de reformas en la economía.
21 noviembre 2014 7:51 Última actualización 21 noviembre 2014 7:56
Banco China

(Bloomberg)

El Banco popular de China sorprendió este viernes a los mercados internacionales al recortar su tasa de interés por primera ocasión en más de dos años después que datos publicados en la semana mostraran un estancamiento del sector fabril y una debilidad en el mercado de bienes raíces, que por mucho tiempo había sido uno de los pilares del crecimiento y cuyo frágil estado ha contagiado a la actividad en su conjunto.

La entidad financiera china anunció que reducirá su tasa referencial de crédito a un año en 40 puntos básicos, a un 5.6 por ciento y agregó que las tasas referenciales de depósitos a un año serán rebajadas en 25 puntos básicos.

La autoridad dijo que los recortes serán efectivos a partir del sábado.

"El problema de las dificultades de financiamiento, de un financiamiento costoso siguen golpeando a la economía real", dijo el Banco Popular de China.

Al mismo tiempo, el banco central afirmó que liberará aún más las tasas de interés de depósitos, permitiendo a los bancos pagar 1.2 veces el nivel referencial, desde 1.1 veces previamente.

"Están recortando las tasas y liberalizando las tasas al mismo tiempo para que el estímulo no sea tan dañino", dijo Li Huiyong, economista de Shenyin and Wanguo Securities.

Datos recientes mostraron que el crédito bancario disminuyó en octubre, mientras que el crecimiento de la oferta de dinero se enfrió, lo que hace temer una desaceleración económica más fuerte.

Sin embargo, muchos analistas esperaban que el banco central no redujera las tasas de interés por ahora. El banco había optado por medidas como el gasto fiscal, mientras intenta además equilibrar la necesidad de reformas en la economía.

Los líderes chinos han recalcado en varias oportunidades que tolerarán algo de crecimiento más lento siempre que el mercado del trabajo se mantenga en buena forma.

Analistas expresaron dudas sobre cómo la baja de tasas se traspasará a la economía real, debido a la mayor aversión al riesgo de los prestamistas por el enfriamiento de la actividad. Algunos predicen que habrá más recortes el próximo año.

Sin embargo, el banco central dijo que la economía China sigue expandiéndose a un ritmo razonable y no existe necesidad de aplicar medidas agresivas para estimular el crecimiento.

Perjudicada por la debilidad del mercado inmobiliario, la errática demanda por sus exportaciones y una inversión que afloja, las expectativas son que la economía china crezca este año a su menor tasa de los últimos 24 años: un 7.4 por ciento.