Mercados

China salió de los reflectores, pero sigue
tras bambalinas

La autoridad monetaria estadounidense mostró preocupación ante la incertidumbre sobre las perspectivas de la política de divisas de China y las implicaciones de que ese país eleve su deuda para apoyar su economía.
Clara Zepeda
17 agosto 2016 21:39 Última actualización 18 agosto 2016 5:0
yuan

(Bloomberg)

A un año de la devaluación del yuan en su cruce con el dólar, parecía que China había salido de los reflectores ante el rally alcista de los mercados emergentes. Sin embargo, a la Reserva Federal (Fed) y a los inversionistas les sigue preocupando la economía de Beijing.

El mercado accionario chino está siendo fuertemente castigado en el ranking en dólares, ya que en los últimos 12 meses registra una caída de 21.9 por ciento, mientras que en acumulado del año pierde 16.2 por ciento.

De acuerdo con las minutas de la última reunión de política monetaria del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés), la autoridad monetaria estadounidense sostiene que además de la situación en Europa, algunos integrantes continúan viendo una serie de riesgos a la baja para las perspectivas económicas y financiera a nivel internacional, incluyendo debilidad en la economía mundial. Asimismo, mostraron preocupación ante la incertidumbre sobre las perspectivas de la política de divisas de China y las implicaciones de que ese país eleve su deuda para apoyar su economía.

Beijing argumentó hace un año que quería impulsar sus exportaciones. Desde entonces, el yuan no ha cesado de retroceder, hasta cerrar la sesión este miércoles a 6.6333 yuanes por un dólar.

“Desde hace varios meses, la norma es ahora una depreciación gradual del yuan que no sacuda los mercados de cambios y que no afecte la moral de los inversores”, describió en un estudio Wei Yao, analista de Société Générale.

La encuesta a Administradores de Fondos de BofA Merrill Lynch de agosto reveló que la desintegración de la Unión Europea, seguida por la renovada devaluación de China y la inflación de Estados Unidos, son vistos como los mayores riesgos de cola por parte de los inversionistas.

El Banco Popular de China decidió hace un año devaluar el yuan frente al dólar en un 1.9 por ciento, siendo el recorte diario más drástico en más de veinte años. La decisión de la autoridad monetaria china intensificó el nerviosismo en los mercados y resaltó todas las dudas que asaltaban desde tiempo atrás sobre la verdadera salud de la economía de Pekín.

Por ahora, las bolsas internacionales han alcanzado valuaciones elevadas.

“Existe un creciente interés por los fondos globales en acciones de mercados emergentes, ya que los inversionistas están cazando rendimientos en un mundo de precios y rendimientos bajos en los bonos soberanos”, explicó Geoff Dennis, estratega de UBS.

>