Mercados

Cámara baja de EU aprueba 'desahuciada' ley pro-Wall Street

La legislación promovida por el presidente Donald Trump fue avalada en la Cámara de Representantes, pero no se espera que tenga éxito en el Senado
Bloomberg
08 junio 2017 19:39 Última actualización 08 junio 2017 19:39
Wall Street (Bloomberg)

Wall Street (Bloomberg)

Ley Dodd-Frank
 La reforma a Wall Street que el presidente Donald Trump quiere desmantelar, generó un arsenal de normas para evitar excesos del sector financiero de Estados Unidos que desataron la crisis de 2008-2009.

Votada en julio de 2010 a impulsos del entonces presidente Barack Obama, esa ley obliga a los gigantes bancarios a someterse anualmente a tests que miden su resistencia a crisis financieras. Es una forma de evitar quiebras catastróficas como la de Lehman Brothers en setiembre de 2008.

Los republicanos de la Cámara de Representantes lograron que avanzara la promesa del presidente Donald Trump de desmantelar las normas financieras posteriores a la crisis, mediante la aprobación de un proyecto amplio que afecta los principales aspectos de la Ley Dodd-Frank.

Los legisladores de la Cámara aprobaron la legislación en una votación de 233 a 186.

Pero el proyecto de ley - llamada Ley de Opción Financiera - tiene pocas posibilidades de pasar en el Senado en su forma actual.

Los demócratas del Senado, cuyo voto será probablemente necesario para adoptarla, en repetidas ocasiones han dicho que tienen poco interés en revisar las restricciones de la era Obama a Wall Street ,que estaban destinados a hacer que el sistema financiero fuera más seguro.

Otra cuestión: los republicanos están distraídos por los temas más urgentes para ellos, como la asistencia sanitaria y los impuestos.

El mes pasado, el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell dijo que es pesimista en pensar que el Congreso renovará la Ley Dodd-Frank en el corto plazo.

El proyecto de ley que reforma las reglas de los bancos está impulsado por el presidente del Comité de Servicios Financieros, Jeb Hensarling, y representa el esfuerzo más agresivo de los republicanos para aliviar regulaciones que el presidente Trump acusa que reprimen los préstamos y el crecimiento económico.

Trump, que se queja de las prácticas estrictas para los préstamos, ha pedido tres análisis a las normas bancarias, uno de ellos al secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, que se podría entregar la próxima semana.