Mercados

Cae rublo ruso tras fin de semana violento en el este de Ucrania

Luego de un fin de semana muy violento en Mariupol, al este de Ucrania, los líderes occidentales amenazaron a Rusia con más sanciones si continúa apoyando a los separatistas. La advertencia hizo caer al rublo más de 3.0% en las operaciones matutinas.
AP
26 enero 2015 8:41 Última actualización 26 enero 2015 8:47
Rublo

El rublo se desplomó a 65.8 por dólar, frente a los 63.7 anteriores. (Bloomberg)

MOSCÚ.- La moneda rusa cayó más de 3.0 por ciento en las operaciones matinales después de que los líderes occidentales amenazaron a Rusia por el aumento de la violencia en conflicto del este de Ucrania durante el fin de semana.

El rublo se desplomó a 65.8 por dólar, frente a los 63.7 anteriores, un día después de que ataques con cohetes matasen a al menos 30 civiles en la ciudad de Mariupol. Líderes occidentales anunciaron que considerarán más sanciones contra Rusia por su papel de apoyo a los separatistas, mientras funcionarios rusos culparon a las fuerzas ucranianas del incidente.

El rublo, afectado por las sanciones occidentales y la caída de los precios del petróleo, ha perdido en el último año la mitad de su valor. Aunque las sanciones expirarían este verano, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el domingo que su país trabajará con sus socios europeos para "aumentar la presión sobre Rusia" tras los últimos actos violentos. Funcionarios de la Unión Europea dijeron que el jueves celebrarán una reunión extraordinaria para discutir la situación de Ucrania.


Al menos cinco mil 100 personas murieron en el este de Ucrania desde el inicio del conflicto el pasado abril, pero esta semana se registraron los conflictos más intensos desde la firma de un alto el fuego el pasado septiembre.

Mariupol, una ciudad portuaria estratégicamente situada en el mar Negro, sigue controlada por fuerzas ucranianas y ha sido un símbolo contra el avance de los separatistas. Si cae en manos rebeldes, les proporcionaría un corredor terrestre hacia la península de Crimea, controlada por Rusia. La ciudad estuvo relativamente tranquila durante meses hasta el ataque del domingo.

No hubo enfrentamientos en Mariupol en las primeras horas del lunes. La principal carretera que lleva a territorio rebelde estaba cerrada por las fuerzas gubernamentales, dejando adivinar que los separatistas se habían acercado más a las afueras de la ciudad. Las calles estaban tranquilas mientras las familias de los fallecidos el domingo se reunieron para enterrar a sus seres queridos.