Mercados

Bullard, de la Fed, aboga por subir la tasa de interés en diciembre

El presidente de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard, reiteró este miércoles que un único incremento de las tasas de interés, posiblemente en diciembre, podría ser suficiente para situar la política monetaria en una posición "neutral".
Bloomberg
16 noviembre 2016 13:42 Última actualización 16 noviembre 2016 14:0
 [James Bullard, presidente de la Reserva Federal (Fed) de San Louis / Bloomberg]  

[James Bullard, presidente de la Reserva Federal (Fed) de San Louis / Bloomberg]

El presidente de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard, dijo que existe una probabilidad de que la economía estadounidense reciba un estímulo a mediano plazo si el presidente electo Donald Trump impulsa el gasto en infraestructura y reformas fiscales.

Bullard planteó esa posibilidad, pero dijo que todavía es demasiado pronto para decir cómo se verá afectada la economía por la elección y que él no ha cambiado su perspectiva a corto plazo en materia de crecimiento o de política monetaria.

Un “solo aumento de la tasa de política, posiblemente en diciembre, podría bastar para llevar la política monetaria a un marco neutral”, dijo, según diapositivas dadas a conocer por su despacho para un discurso previsto en Londres este miércoles.

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por su sigla en inglés) dijo el 2 de noviembre que existen argumentos más fuertes a favor de subir las tasas. Los precios de los contratos de futuros de fondos federales indican que los inversores ven una probabilidad de más de 90 por ciento de que el banco central estadounidense implemente el aumento cuando los funcionarios se reúnan los días 13 y 14 de diciembre.


Los funcionarios de la Fed proyectan un aumento de la tasa este año y dos en 2017, según la estimación media trimestral presentada por los funcionarios a cargo de la política para su reunión de septiembre.

Bullard ha sostenido que la economía estadounidense carga con un crecimiento persistentemente bajo, de modo que es escasa la necesidad de subir mucho las tasas de interés. También había requerido anteriormente un aumento este año y mantenerlas luego en suspenso durante un período prolongado.

En lo que se refiere a la economía estadounidense, Bullard destacó este miércoles dos políticas en particular que podrían sostener el crecimiento: un “plan selectivo de infraestructura fiscal destinado a aumentar el crecimiento de la productividad estadounidense” y una reforma fiscal para permitir la repatriación de las ganancias corporativas con el fin de elevar la inversión.

Ese impacto en la economía probablemente llegaría en 2018, 2019 y 2020, dijo. A más largo plazo, nuevos acuerdos comerciales y una reforma migratoria pueden llegar a tener un importante efecto, dijo.

Las propuestas destinadas a un mayor gasto estadounidense en infraestructura e impuestos más bajos de los que habló Trump durante la campaña electoral podrían permitir al banco central aumentar más las tasas.

Funcionarios de la Fed, como el presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, han dicho que un mayor estímulo fiscal reforzaría el argumento a favor de una política monetaria más ajustada.